Reparación inesperada de Mitsubishi grandis – qué esperar.

Última actualización: 20.07.24

 

Una de las averías frecuentes que se suelen presentar en un coche es la de la junta de culata. Conocer los signos que indican desgaste en esta pieza permitirá evitar daños mayores, así como una pronta reparación. En este sentido, conviene estar bien informado al respecto.

La junta de culata es la pieza responsable de garantizar el mantenimiento de la presión dentro de la cámara de combustión. Por lo tanto, también será protagonista en el correcto funcionamiento de la culata del coche. Se trata de una placa de metal que crea la estanqueidad en la cámara de combustión y las mangueras del sistema de refrigeración. Por lo general, la base del material de la junta es el metal, pero hay versiones modernas que podrían estar elaboradas de paronita reforzada con una fina placa de metal.

El desgaste de la junta es una avería frecuente y generalizada, independientemente de la marca y la modificación del vehículo. Por tal motivo, es preciso estar atentos para identificar los primeros signos de mal funcionamiento. En este caso, lo más conveniente es ponerse en contacto con un centro de servicio lo antes posible. Si bien el funcionamiento a corto plazo de la máquina con una culata defectuosa es factible, definitivamente está prohibido circular en presencia de daños abiertos evidentes.

 

SUSTITUCIÓN DE CULATAS 

Las llamadas frecuentes al servicio de los propietarios de la marca japonesa están relacionadas con el diagnóstico de culata mitsubishi grandis, incluyendo:

 

  • mantenimiento preventivo general, inspección, detección de defectos externos, fugas, agujeros de alfiler y marcas de quemaduras
  • ajuste de válvulas, sustitución de la junta de la tapa de válvulas y culata
  • sustitución de los prensaestopas, bujes y camisas
  • revisión de motores y sustitución de anillos de aceite
  • diagnóstico general del motor con el uso de equipos digitales especiales.

 

Principales signos de avería

  • aumento repentino del consumo de combustible
  • dificultad para arrancar el motor
  • ralentí inestable
  • reducción de la potencia
  • falta sistemática de anticongelante en el depósito de expansión del coche
  • compresión en los cilindros a un nivel mínimo o por debajo del límite de la marca admisible

 

Las causas frecuentes de averías son las siguientes

  • sobrecalentamiento sistemático del coche
  • violación de la tecnología de instalación de juntas durante la reparación
  • consecuencias negativas de una modernización “errónea”, puesta a punto del coche
  • el grado de apriete de los tornillos de la culata o excesivo, o con fuerza insuficiente, repostaje sistemático de combustible de baja calidad con alto contenido de impurezas químicas de terceros en el tanque

 

Si, de acuerdo con los resultados del diagnóstico, el maestro ha emitido una conclusión que apunta a la reposición de la junta, el funcionamiento posterior del coche está estrictamente prohibido. Las consecuencias de la violación de la recomendación pueden ser simplemente ruinosas, derivando hasta el reensamblaje del motor de nuevo.

 

Cabe destacar que está estrictamente prohibido reutilizar la junta de culata, incluso si no tiene daños evidentes y está en perfectas condiciones. Adquiera para la reparación sólo juntas de calidad y originales. La vida útil es más larga por 15-20 mil kilómetros, en contraste con un “fabricante de terceros” de baja calidad.

REPARACIÓN DE LA CABEZA DEL BLOQUE CON DIAGNÓSTICO PRELIMINAR

El proceso de inspección se lleva a cabo en varias etapas: visual – primaria y final en el curso de la reparación y el desmontaje completo. La tarea principal es detectar defectos evidentes, daños, grietas en la carcasa, brechas y fugas. Todas las discrepancias se registran en el libro de registro para su posterior eliminación.

Una vez terminada la parte visual de la inspección, el maestro procede a arrancar el motor, evaluando el timbre y el ruido de su funcionamiento. Después, se comprueba que no haya fugas en el escape. Además, se debe comprobar si el sistema de refrigeración presenta manchas de aceite en el anticongelante.

En la fase de inspección inicial, no es posible confirmar el hecho de que una rotura se haya producido sólo entre los cilindros. El defecto no es visible, por lo tanto, es imposible detectarlo visualmente y se requiere un desmontaje completo.

 

Los puntos principales de la reparación de la culata son los siguientes:

  • retirada completa de todos los accesorios del motor
  • extracción del motor del compartimento del motor para su reparación
  • desmontaje completo de la unidad motriz hasta las piezas más pequeñas;
  • limpieza, lavado, secado de piezas, fase final de diagnóstico, sustitución de piezas y componentes desgastados o inadecuados para el funcionamiento posterior;
  • montaje del motor teniendo en cuenta la sustitución de piezas por otras nuevas, instalación de juntas herméticas, tratamiento de juntas con sellador especial resistente al calor.

 

Etapa final: se lleva a cabo la instalación de la junta de culata en su lugar original, se procede al llenado de combustible con fluidos y se realizan las pruebas de rendimiento.

 

SUSTITUCIÓN DE LA JUNTA DE CULATA 

Debe prestarse especial atención a la junta de culata y a su sustitución. La vida útil de todo el motor depende de la calidad de su instalación.

En este contexto, es obligatorio comprar una junta de culata nueva y original. La superficie de contacto se procesa y se limpian las capas, para finalmente, aplicar una fina capa de sellador.

Un momento importante es el apriete de los tornillos de la culata. Todo el trabajo se lleva a cabo sólo con el uso de una llave dinamométrica especial. El esquema de trabajo consiste en apretar los tornillos “en diagonal” con un par de 21,0 Nm. No se debe exceder este parámetro, ya que tal acción podría conducir a la rotura de espárragos metálicos. Cabe señalar, que la fractura del espárrago es un fallo importante y tardará mucho tiempo en solucionarse.

En conclusión, podemos decir que en caso de que la junta de la culata muestre signos de deterioro, lo mejor es atender a este problema y su reparación inmediata. Por otro lado, a la hora de elegir juntas, es mejor dar preferencia a la paronita reforzada con una fina placa metálica.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS