Los 9 Mejores Líquidos de Frenos de 2022

Última actualización: 05.10.22

 

Líquido de frenos – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

El líquido de frenos es uno de los componentes de seguridad más importantes de cualquier coche, por este motivo es esencial realizar un buen mantenimiento y saber cada cuánto hay que cambiarlo o revisarlo, de forma que el coche siempre tenga buena capacidad de frenada. Las recomendaciones de los constructores señalan que el líquido de frenos debe cambiarse cada dos años y, como es muy fácil de reemplazar, puedes hacerlo tú mismo en casa. En este artículo analizaremos algunos de los mejores líquidos de frenos del mercado, como el Brembo L 04 005, que te ofrece la confianza de la marca líder en frenos del mercado, o el Repsol RP701B96, un producto de alto rendimiento y con una buena estabilidad térmica.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 9 Mejores Líquidos de Frenos – Opiniones 2022

 

Vibraciones en el pedal de freno, ruidos al pisarlo o el squealing, pueden ser una señal de que se necesita cambiar el líquido de frenos de tu coche. No conviene olvidar este elemento, ya que es fácil acostumbrarse a una mala frenada, lo que al final puede conllevar un accidente. A continuación, analizaremos algunos de los mejores líquidos de freno del mercado, para que escojas el que mejor se adapta a tus necesidades.

 

Líquido de frenos dot 4

 

1. Brembo L 04 005 Líquido de frenos dot 4 

 

El líquido de frenos Brembo L 04 005 podría ser el mejor líquido de frenos del momento, ya que cuenta con un punto de ebullición superior al de otros líquidos más baratos, lo que junto a su menor índice de viscosidad provoca que se esparza mejor y que cubra todas las piezas, facilitando la frenada y mejorando la seguridad en la conducción. 

Gracias al punto de ebullición superior, previene el vapour lock y ofrece una frenada eficiente bajo cualquier condición. El líquido ofrece propiedades anticorrosivas y resiste la oxidación, por lo que puede permanecer inalterado durante mucho tiempo, alargando el tiempo entre cambios.

Brembo podía ser la mejor marca de líquido de frenos, debido a su larga experiencia como fabricante de piezas de seguridad para vehículos, sobre todo frenos. Este líquido de frenos dot 4 es apto para cualquier vehículo con frenos de tipo ABS y figura entre los productos baratos del mercado.

 

Pros

Prevención de vapour lock: El vapour lock es la formación de burbujas de vapor por la ebullición del líquido de frenos que al comprimirse llevan el pedal al fondo, provocando una mala frenada. El índice de ebullición superior de este líquido previene la evaporación.

Viscosidad: Gracias a su viscosidad de 1400 cSt máxima, lubrica mejor todas las piezas y mejora el rendimiento de las frenadas.

Compatibilidad: Se trata de un líquido de frenos de tipo DOT 4 por lo que tiene una compatibilidad muy alta y se puede utilizar en muchos modelos de coches y motos.

 

Contras

Boquilla: El envase no cuenta con dispensador, por lo que hay que tener cuidado al verter el líquido, ya que la boquilla es grande y se puede verter fuera.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Bosch Líquido de Frenos DOT4 0,5L

 

El líquido de frenos dot 4 de Bosch está elaborado con materiales sintéticos, para ofrecer la mejor resistencia al calor. Gracias a esta formulación, previene la formación de burbujas o vapour lock que pueden provocar problemas de frenada. Además, al tratarse de un aceite DOT 4 es compatible con los vehículos más nuevos con ABS y ESP.

Este podría ser uno de los mejores líquidos de freno del 2022, ya que Bosch ha estado trabajando durante varios años para ofrecer un producto duradero, capaz de soportar hasta 60.000 km en buen estado y sin presentar muestras de corrosión. 

Dispone de todas las certificaciones de las normas OEM para coches del grupo Volkswagen (Seat, Audi, Skoda y Volskwagen), PSA, Ford y BMW. Por su formulación es compatible con otros líquidos de freno, por lo que no será necesario un drenaje completo del sistema.

 

Pros

Compatible: Es compatible con otros líquidos de freno, lo que te permite ahorrar tiempo, ya que no es necesario drenar todo el sistema.

Duración: El líquido de frenos de Bosch tiene un aguante superior, aportando una frecuencia de mantenimiento prolongada cada 3 años o 60.000 km.

ENV 6: Este tipo de líquido de frenos sustituye a los DOT 3, DOT 4, DOT 4HP/LV y DOT 5.1.

 

Contras

Envase: El envase de plástico resulta menos duradero que los tradicionales envases de hojalata, ya que el líquido puede degradarlo y sufrir pérdidas.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Líquido de frenos hidráulicos

 

3. Repsol RP701B96 DOT 5.1 500 ml

 

El líquido de frenos hidráulicos Repsol RP701B96 ha sido diseñado expresamente para automóviles y motocicletas con sistemas de frenos hidráulicos. Se trata de un lubricante especial para vehículos de alto rendimiento o que sean sometidos a condiciones extremas, por lo que también es la respuesta para usuarios que se preguntan cuál es el mejor líquido de frenos para vehículos de competición o de uso extremo.

Está especialmente formulado para vehículos con frenos ABS y con sistemas de control de la estabilidad. Ofrece una gran lubricación de todo el sistema, gracias a su reducida viscosidad a baja temperatura. Tiene un punto de ebullición muy alto, mayor al que exige la normativa DOT 4.0 y 5.1, y aditivos que previenen la formación de espumas y mejoran la vida de las juntas de goma para evitar pérdidas, al tiempo que alargan los tiempos entre cambios de líquido.

 

Pros

Estabilidad térmica: Este producto tiene una gran estabilidad térmica, gracias a su reducida viscosidad y a su punto de ebullición, superior al de otros líquidos DOT 5 y 4.

Aditivos: Los aditivos permiten cuidar la salud de las juntas de goma, lo que evita fugas y aumenta el tiempo entre cada cambio.

Homologaciones: Tiene todas las homologaciones como la SAE J-1703 y 1704, FMVSS 116 DOT 5.1 y DOT 4.0 y la ISO 4925.

 

Contras

Compatibilidad: Este líquido de frenos nunca se debe mezclar con otros de base mineral o de silicona, por lo que se debe vaciar por completo el depósito antes del cambio.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Valeo 402406 Líquido freno

 

El líquido de frenos hidráulicos Valeo 402406 es 100% sintético y se elabora con una formulación que mejora el punto de ebullición, elevando este hasta los 265 ºC. Esto previene que el líquido se “tueste” por el uso, volviéndose más espeso y, por tanto, dejando de funcionar correctamente. 

Esta temperatura es adecuada para vehículos de alta exigencia, teniendo además carácter OEM. Por lo tanto, sus parámetros técnicos son iguales a los del consumible incluido originalmente en el vehículo. Por eso, estaríamos ante una firme propuesta a convertirse en el mejor líquido de frenos para coches, dentro de su categoría.

A este aspecto también contribuye una formulación pensada para durar, por lo que podrás alargar un poco los intervalos de mantenimiento. Respecto de sus aplicaciones, este líquido es apto para su uso en sistemas de frenos que utilicen los estándares DOT 4 o DOT 4 Plus.

Para que buscar líquido de frenos para coche no te sea difícil, te presentamos lo más destacado de esta propuesta. 

 

Pros

Temperatura: Este líquido soporta temperaturas de hasta 265 grados y previene la aparición de burbujas en el sistema.

Formulación: Gracias a su base sintética, tiene unas propiedades que perduran en el tiempo, alargando los intervalos de mantenimiento.

Compatibilidad: Es compatible con la mayoría de vehículos que usan líquidos de tipo DOT 4 o DOT 4 Plus.

 

Contras

Uso: Es imprescindible realizar el cambio limpiando a fondo el circuito, para que este producto mantenga sus propiedades.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Líquido de frenos de moto

 

5. Castrol 15036B Líquido de frenos para vehículos DOT 3 y DOT 4 

 

El líquido de frenos de moto Castrol 15036B está formulado sintéticamente para ofrecer las máximas prestaciones a los sistemas de frenado de las motocicletas. Castrol podría ser la mejor marca de líquidos de freno, gracias a su experiencia en la fabricación de lubricantes y líquidos para vehículos deportivos de alto rendimiento.

Este líquido de frenos mantiene la eficacia de frenado durante más tiempo, gracias a su fórmula sintética sin minerales que se “queman” y ensucian el mismo. Tiene un mayor punto de ebullición, que supera con creces las especificaciones SAE J1730, SAE J1704, FMVSS 116 DOT 4, ISO 4925 y Jis K 2233. Es un líquido para vehículos de alto rendimiento y de competición.

Está fabricado con una mezcla de éteres de polialquilenglicol y éteres de borato, junto a otros aditivos inhibidores del calor de alto rendimiento, ofreciendo una protección extraordinaria a todo el sistema de frenado y protegiendo las piezas de la corrosión. 

 

Pros

Rendimiento: Es un líquido formulado para vehículos de alto rendimiento o de competición, cuyas piezas se ven sometidas a condiciones extremas de funcionamiento, por lo que es muy resistente.

Protección: Este líquido asegura el más alto nivel de protección del sistema de frenos, previene la corrosión y la evaporación del líquido, evitando la formación de burbujas.

Requisitos: Cumple con todos los estándares requeridos para vehículos de alto rendimiento.

 

Contras

Precio: Al tratarse de un líquido de frenos de alta gama, pensado para equipos de competición, su precio es superior al de otros líquidos de la lista.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

6. Ipone Líquido de Freno y Embrague Moto

 

Si lo que necesitas es líquido de frenos para moto, tienes en el Ipone 800312 una solución muy adecuada. Este producto sigue el estándar DOT 4, por lo que es idóneo para su uso en sistemas de frenos y embrague de casi cualquier moto, incluso en aquellas dotadas de sistemas ABS. Algo para lo que resulta útil la temperatura máxima soportada, de 270 grados.

En todos estos usos, este líquido genera el control que necesitas a la hora de conducir tu moto, al tiempo que protege las piezas mecánicas incluidas en el sistema. Por su parte, el propio líquido mejora su rendimiento, gracias a un diseño de bases sintéticas seleccionadas y de primera calidad.

Respecto de la presentación, esta se realiza en bote de medio litro, que es suficiente tanto para reponer el líquido faltante del circuito como para reemplazarlo cuando sea necesario.

Si te preguntas qué líquido de frenos comprar para tu moto, seguramente quieras conocer los aspectos más destacados de esta propuesta.

 

Pros

Compatibilidad: Es apta para su uso en motos que requieran de líquidos DOT 4 y DOT 3.

Sintético: Su base sintética mejora la protección de las piezas de la moto e incrementa el tiempo necesario para cambiar el lubricante.

Uso: El producto se entrega listo para su uso, tanto si necesitas reponer como si quieres cambiar por completo el líquido de tu moto.

 

Contras

Precio: Su precio es superior al de otros productos similares, aunque tampoco es una diferencia muy considerable.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Líquido de frenos de coche

 

7. Motul RBF 660 Racing líquido de frenos 0,5L

 

El líquido de frenos de coche Motul RBF Racing es perfecto para todos los vehículos compatibles con DOT 4. Es un líquido que puede ejercer también como líquido de embrague y tiene una formulación libre de siliconas, lo que previene la formación de suciedad en el interior y evita que el líquido se “tueste”.

Ha sido diseñado para soportar temperaturas extremas generadas por los frenos de competición, sobre todo aquellos de cerámica o carbono. Aunque también es ideal para sistemas de frenado con discos de acero convencionales y para un uso diario. Gracias a su alto punto de ebullición, por encima de los 320 ºC, previene la formación de vapores y burbujas, por lo que tiene una vida útil más larga que otros líquidos.

El líquido de Motul supera todos los requisitos de las normas DOT 3, DOT 4 y DOT 5.1, lo que permite una frenada eficaz, incluso en las condiciones más extremas.

 

Pros

Formulación: A pesar de ser un aceite sintético, su formulación libre de siliconas resulta menos contaminante.

Compatibilidad: Es un líquido compatible con motos y coches, así como para uso en embragues, por lo que puede ser muy útil en muchas circunstancias.

Protección: Tiene un punto de ebullición de 328 ºC muy superior al de la mayoría de líquidos, por lo que se trata de un producto de alto rendimiento.

 

Contras

Cantidad: Para ser un líquido de frenos de alta capacidad y por su precio, la botella podría ser un poco más grande, ya que 0,5L se hace un poco corto.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

8. Liqui Moly 3093 Liquido para frenos DOT4

 

El líquido de frenos de coche Liqui Moly 309 es otro producto idóneo para recuperar el buen funcionamiento del sistema de frenado de tu vehículo. Hablamos de un producto diseñado para trabajar en sistemas de frenos hidráulicos sujetos a servicios severos y con altas prestaciones, como las de los vehículos de alta gama.

Entre sus características, tenemos su compatibilidad con diferentes tipos de motores, ya sean diésel o de gasolina, o su buen rendimiento en coches dotados con frenos ABS y sistemas de control de estabilidad.

Para completar su planteamiento, este líquido de frenos de coche cumple la norma DOT 4. Algo que se percibe en detalles como su elevado punto de ebullición o el cuidado que tiene con las juntas y sellos, para evitar pérdidas de líquido durante el uso.

Para que circules con seguridad, nada mejor que tener en tu circuito de frenos alimentado un líquido de calidad como este.

 

Pros

Norma: Este producto cumple con la moderna normativa DOT 4, habitual en la mayor parte de vehículos actuales.

Durabilidad: Su estabilidad es ideal para ofrecer intervalos de mantenimiento más prolongados que el de los líquidos convencionales.

Cuidado: Su reducida viscosidad a bajas temperaturas permite una mejor circulación por las microválvulas del sistema de frenado.

 

Contras

Uso: Es clave no mezclarlo con líquidos de base mineral o de silicona, siendo necesario limpiar los circuitos en caso necesario.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Líquido de frenos DOT 5.1

 

9. Motul Líquido de frenos DOT 5.1 0,5L

 

El líquido de frenos DOT 5.1 de Motul tiene una formulación sintética que aporta una protección extra a todos los componentes del sistema de frenado. Con un punto de ebullición de 272 ºC es capaz de soportar temperaturas extremas sin quemarse ni “tostarse”, además evita la formación de burbujas y espumas, que provocan problemas en la frenada.

El de Motul podría ser el mejor líquido de frenos de relación calidad precio, ya que ofrece una protección muy alta, haciéndolo perfecto para cualquier vehículo de sistema hidráulico con unas exigencias de frenado muy altas. 

Es compatible con coches, motocicletas y hasta con bicicletas, siempre que sean compatibles con los líquidos de tipo DOT 5.1, por lo que es ideal para sustituir el líquido de frenos DOT 4 que suelen llevar los coches de fábrica y que ofrece peores prestaciones que este.

 

Pros

Compatibilidad: Es un aceite perfecto para una gran variedad de vehículos, desde coches hasta bicicletas, siempre que los frenos sean compatibles con líquidos DOT 5.1.

Efectividad: Es un producto con muchas propiedades, por lo que ofrece la máxima seguridad y protección, con frenadas seguras. 

Duración: Dispone de un alto índice de ebullición, así como factores de protección contra la corrosión, por lo que puede durar mucho tiempo sin degradarse.

 

Contras

Cantidad: Para cambiar el líquido de frenos de un coche, se necesita comprar dos botellas, ya que con 0,5L no será suficiente para un cambio completo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Accesorios para líquido de frenos

 

Depósito para líquido de frenos

 

Febi-Bilstein 26658 depósito de compensación líquido de frenos

 

El depósito para líquido de frenos de Febi-Bilstein está fabricado en plásticos de alta calidad, por lo que es muy resistente a los golpes, las rozaduras y las temperaturas, por lo que no se derretirá ni se deformará cuando el líquido se caliente o hierva. 

Encaja perfectamente en su espacio, aunque no lleva las juntas de goma, que se deberán comprar por separado para evitar que se vierta o se pierda el líquido.

La tapa cuenta con rosca de seguridad para evitar la pérdida del líquido y es compatible con la mayoría de coches de Audi y Volkswagen.

 

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Comprobador de líquido de frenos

 

Beley comprobador de líquido de frenos

 

El comprobador de líquido de frenos Beley te permite analizar el estado del líquido de frenos, comprobando la relación de agua dentro del líquido, lo que te ayuda a realizar un mejor mantenimiento del coche. 

Dispone de una sonda flexible de cuello de ganso de 250 mm de longitud, con superficie cromada para resistir la corrosión causada por los productos.

La pantalla de 2,2 pulgadas de LCD con retroiluminación muestra toda la información, ordenada en una interfaz sencilla e intuitiva.

Cuenta con sistema de alarma de doble zumbido y luz roja. El ajuste es universal, apto para la mayoría de vehículos y para líquidos DOT 3, DOT 4 y DOT 5.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía de compra

 

Tras nuestra comparativa de líquidos de freno en la que hemos analizado detalladamente los mejores productos, vamos a pasar a la guía de compra, en la que te explicaremos cuáles son los puntos más importantes en los que debes fijarte antes de comprar un líquido de frenos para tu vehículo.

Tipo

Arrancamos esta guía para comprar el mejor líquido de frenos con uno de los puntos más importantes y es que no todos los líquidos del mercado son iguales. Es muy importante utilizar solo el tipo de líquido que indica el fabricante. Para saber cuál es, lo mejor que puedes hacer es consultar el manual o preguntar directamente en tu taller de confianza.

Hoy en día, muchos coches circulan con el líquido en malas condiciones o utilizan un líquido que no es correcto, lo que puede provocar accidentes y problemas en el frenado. 

En el mercado podemos encontrar líquidos tipo DOT 3, que es el líquido más convencional, tienen un punto de ebullición en seco de 205 ºC y en húmedo de 140 ºC, por lo que tienen puntos relativamente bajos, lo que lleva a la formación de espumas y burbujas. Su viscosidad suele rondar los 1500 cSt (unidades de viscosidad) y se trata de un líquido común y económico, aunque prácticamente en desuso.

El DOT 4 es el más utilizado en frenos de tipo ABS, por lo que es el líquido más común hoy en día y el que suelen llevar todos los coches cuando salen del concesionario. Tiene un punto de ebullición en seco de 230 ºC y en húmedo de 155 ºC, aunque algunos DOT 4 de alto rendimiento superan estos números. Su viscosidad es de 1800 cSt y ofrece una mayor durabilidad que el DOT 3, por lo que puede cambiarse cada 60.000 km o 3 años, aunque no es lo más recomendable.

El líquido de frenos tipo DOT 5 es el más utilizado en coches americanos, se trata de un producto cuya formulación con base sintética no utiliza minerales, por lo que produce menos residuos y contamina menos. Este líquido nunca debe mezclarse con líquidos DOT 3 y DOT 4, ya que estos sí que contienen elementos minerales en su formulación. Por su base sintética es muy resistente, con puntos de ebullición superiores a los 260 ºC.

Por último, encontramos los líquidos tipo DOT 5.1. Al contrario de lo que pueda parecer, no se trata de una evolución del 5.1, sino que es un líquido completamente diferente, con base mineral. Tiene un punto de ebullición en seco de 270 ºC y en húmedo de 180 ºC, con una viscosidad mucho más baja que la del resto de líquidos, 900 cSt. La principal ventaja de este líquido es que tiene un poder higroscópico mayor que el de los DOT 3 y DOT 4, lo que significa que absorbe mejor la humedad, protegiendo el líquido durante más tiempo.

 

Punto de ebullición

El punto de ebullición es otro factor muy importante en el que fijarse a la hora de escoger un líquido de frenos y que tendrá cierto impacto en cuánto cuesta el producto en sí. 

Esta característica es decisiva para evitar el esfuerzo de temperatura máxima, ya que al exceder este punto, el líquido empieza a hervir y se forman burbujas de vapor, haciendo que deje de ser estable y provocando vapour lock que impide que el coche frene correctamente. Cuando esto sucede, el punto de presión del pedal varía e incluso puede llegar a perderse con un resultado desastroso.

Los líquidos de freno tiene dos puntos de ebullición: seco y húmedo. El primero, es el punto de ebullición del líquido nuevo y sellado, y suele rondar los 240 para un líquido económico o los 300 ºC para los de competición. El segundo, es el punto de ebullición del líquido cuando contiene un 3,5% de agua, algo habitual debido a la condensación y a las posibles fugas que provocan la entrada de agua en el depósito.

 

Formulación

Los líquidos de freno suelen tener dos formulaciones básicas entre las que elegir: a base de glicoles o a base de siliconas. Los líquidos con base de glicoles tienen un mejor factor higroscópico, es decir que se ligan y absorben el agua. Los de base de siliconas, no tienen esta propiedad positiva y, por tanto, suelen tener un rendimiento más bajo.

Viscosidad

La viscosidad es el factor encargado de asegurar las funciones del sistema de frenado. El uso de los sistemas de freno ESP moderno y de estabilización a la conducción exigen una gran velocidad de modulación y presión de frenado. 

Por este motivo, los mejores líquidos de frenos cuentan con una viscosidad particularmente baja, ya que es el requisito indispensable para ofrecer un control fiable y una frenada instantánea. Utilizar un líquido con una viscosidad incorrecta puede producir consecuencias fatales en el funcionamiento de los frenos.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo cambiar el líquido de frenos?

El proceso de cambio del líquido de frenos del vehículo es algo más complejo al de cambiar otros líquidos, como el aceite. La causa principal es que no solo debemos cambiar el líquido, sino también purgar el sistema, para que todo funcione correctamente. Empezaremos aparcando el vehículo en una zona plana. Abrimos el capó y buscamos el depósito del líquido, que vaciaremos empleando una jeringuilla o aspirador. A continuación, añadimos el líquido nuevo, tardando lo menos posible en el proceso para reducir la presencia de aire. 

El siguiente paso del proceso de cambio de liquido de frenos es purgar el sistema. Para ello, desmontaremos las ruedas, de una en una y empezando por la trasera izquierda. Después, seguiremos con la trasera derecha, delantera izquierda y delantera derecha. Este orden es importante y debe respetarse. Cada pinza de freno incluye un purgador en el bombín, que deberemos abrir y conectar un manguito de goma para recoger el líquido viejo. Para el purgado, debes ayudarte de otra persona, que pisará el freno varias veces para “cargar” el sistema y después lo pisará hasta el fondo, abriendo previamente el purgador. Recoge el líquido sobrante y, una vez esté el pedal a fondo, se cierra el purgador. Al acabar el proceso, debemos revisar el nivel de líquido y añadir más si fuera necesario. Repetiremos el proceso con cada freno hasta completar los cuatro, verificando finalmente el nivel. No te olvides de comprobar que el vehículo frena correctamente antes de empezar a circular y de cerrar bien el tapón del líquido de frenos cuando termines.

 

Q2: ¿Cada cuánto se cambia el líquido de frenos?

Tal como pasa con los aceites y el resto de líquidos del motor, para saber cuándo cambiar el líquido de frenos basta con revisar el manual de nuestro vehículo, siendo esta la referencia principal al respecto. Si no lo tienes a mano, en general se establece un periodo de mantenimiento de unos 30.000 a 40.000 kilómetros. No obstante, dado el tipo de productos que se usan hoy dia, mas duraderos y eficientes, si no tienes claro cada cuánto cambiar el líquido de frenos te recomendamos consultarlo con un profesional o con el fabricante del vehículo. 

 

Q3: ¿Qué pasa si me quedo sin líquido de frenos?

Dado que el sistema de frenos del vehículo es hidráulico, lo que notaremos al momento es que, al pisar el pedal, este se va a ir al fondo sin ningún tipo de esfuerzo, ya que esa falta de líquido elimina la resistencia propia del pedal. Obviamente, los frenos tampoco van a funcionar, puesto que al no haber presión interna en el sistema estos no se activarán y no podrás detener el vehículo con normalidad. En este caso, deberás recurrir a la caja de cambios para reducir la velocidad del vehículo, usando el freno de mano cuando la velocidad sea lo suficientemente lenta como para detenerse con seguridad.

Q4: ¿Dónde se echa el líquido de frenos?

El líquido de frenos se vierte en un depósito situado dentro del vano motor y debidamente etiquetado como tal. Su tamaño es reducido, similar al de un pequeño frasco, así que deberás afinar la vista. En caso de no encontrarlo, siempre puedes recurrir al manual del usuario, donde se indica su ubicación concreta.

 

Q5: ¿De qué color es el líquido de frenos?

El líquido de frenos nuevo es transparente y tiene un tono amarillo dorado. A medida que el mismo se usa, este va cogiendo un color cada vez más oscuro hasta el punto de volverse negro si el mismo tiene una antigüedad considerable. Este color es justamente una de las referencias útiles para saber si es momento de cambiarlo.

 

Q6: ¿Cómo comprobar el líquido de frenos?

Para comprobar el líquido de frenos, basta con abrir el capó del vehículo y buscar el depósito correspondiente. Este suele ser pequeño, muchas veces de forma circular y se ubica en la zona cercana al habitáculo, así que es fácil de localizar. En su exterior, veremos dos marcas, de mínimo y máximo, por lo que no tenemos más que ver el nivel para comprobar si este es el adecuado.

 

Q7: ¿Cuánto líquido de frenos lleva un coche?

La cantidad de líquido de frenos de un coche es variable, dado que el tamaño de las mangueras y la potencia de frenado requerida en el sistema también varía según el tamaño del auto. En general, esta cantidad va de los 0,75 a 1 litro aproximadamente.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS