Última actualización: 14.04.21

 

El cambio del filtro de gasoil es una de las actividades más importantes para el mantenimiento periódico del coche, sin embargo, la durabilidad de este elemento puede ser mayor o menor de acuerdo a diferentes variables, por lo tanto, es bueno revisar la opinión de los expertos en el tema. 

 

Muchos no sabemos con exactitud cuántos filtros tiene un coche y cómo funcionan, por lo que en esta oportunidad queremos ofrecerte información acerca del filtro de combustible, ya que el rendimiento del automóvil depende en gran medida de esta pieza. En primer lugar, debemos hacer una distinción entre el filtro de gasolina y el filtro de gasoil; aunque ambos se encargan de mantener libres de impurezas la bomba de presión, el circuito de alimentación, los inyectores y todo el circuito de inyección, en el caso de los sistemas que funcionan con diésel, el filtro de combustible tiene una función adicional, ya que se encarga de eliminar la humedad para evitar la corrosión de las piezas de metal dentro del motor.

 

¿Por qué se ensucia el filtro de gasoil? 

Existen varias razones por las que el filtro de gasoil se obstruye, pero la principal es la presencia de impurezas en el combustible. Si bien es cierto que las gasolineras están en la obligación de tener sistemas de filtrado para garantizar la venta de un producto limpio, en la práctica esto no es cumplido a cabalidad. Los tanques subterráneos por lo general acumulan residuos en el fondo, es por esto que no es recomendable repostar inmediatamente después de que los depósitos han sido llenados, ya que en ese momento es cuando el gasoil tiene mayor cantidad de impurezas. 

Por otro lado, al colocar combustible en la gasolinera, es necesario abrir la tapa del depósito del coche, por lo que también existe la posibilidad de que entren pequeñas partículas. Con el paso del tiempo, la suciedad se acumula impidiendo la correcta circulación del gasoil a través del filtro.

Otra razón por la que se ensucia el gasoil es porque el filtro de aire está tapado, de modo que al llegar a los cilindros, el aire con impurezas se mezcla con el combustible causando ruidos extraños en el motor, mayor consumo de gasoil y, en general, una disminución del rendimiento del coche. 

Consecuencias de un filtro de gasoil sucio

Recordemos que los coches diésel de la actualidad cuentan con motores sofisticados y sistemas de inyección de última generación, de modo que se trata de automóviles potentes, eficientes y refinados. No obstante, podríamos decir que es una moneda de dos caras, por un lado tienen todas estas características positivas, pero también hay que mencionar que son máquinas muy complejas, principalmente debido a los sistemas anticontaminación y de tratamiento de gases por AdBlue, que son motivo frecuente de visita al taller.

En este sentido, un coche diésel ya es lo suficientemente delicado como para agregar el problema de un filtro de gasoil tapado, que perjudica tanto al sistema de inyección como a la bomba de gasóleo. Actualmente, saltarnos el cambio de aceite y filtros puede salir muy caro, ya que el coste de un solo inyector ronda los 300 euros, mientras que desmontar y reparar la bomba de combustible en un sistema common-rail puede costar más de 1.000 euros.

Las averías que produce un filtro de combustible diésel dañado se pueden evitar si estamos atentos al funcionamiento general del vehículo. Un filtro de gasoil sucio produce síntomas típicos que podemos reconocer fácilmente, como que se apague cuando está a bajas revoluciones, por ejemplo, al frenar en un semáforo, además, puede presentar ruidos extraños en el encendido, debido a una incorrecta combustión. También, existe la posibilidad de que falle el sistema de aceleración, de modo que el coche no responda como lo hace habitualmente al presionar el acelerador.

El mejor momento para cambiar el filtro de gasoil

Por las razones que hemos mencionado, si ya sabemos cuándo cambiar el filtro gasoil, lo mejor es no retrasar el reemplazo, ya que así evitamos una gran cantidad de problemas. En este sentido, cada coche trae un manual con las especificaciones sobre los intervalos de mantenimiento, por lo general, se recomienda el cambio de filtro de gasoil a 60.000 km, pero muchos expertos recomiendan hacerlo cada 30.000 km para mayor seguridad. 

Una buena noticia es que se trata de una pieza económica. Cambiar el filtro de gasoil puede costar de 5 a 40 euros más el precio de la mano de obra, que por lo general depende de la complejidad del sistema. En líneas generales, podemos decir que esta actividad tarda aproximadamente 30 minutos y el coste total es alrededor de 100 euros. 

Además, en algunos coches el circuito es muy sencillo, por lo que el propio dueño puede hacer el reemplazo de este elemento. Sin embargo, en caso de que no sepas cómo cambiar el filtro de gasoil, lo más recomendable es que acudas a un taller especializado para mayor seguridad. 

 

¿Hacer mantenimiento al filtro de gasoil o reemplazarlo?

Aunque algunas personas digan lo contrario, el filtro de gasoil es un elemento descartable, ya que una vez está sucio no hay manera de eliminar correctamente las impurezas incrustadas, por lo tanto, no es recomendable hacer mantenimiento al filtro de combustible deteriorado, sino reemplazarlo por uno completamente nuevo. 

Lo que sí aconsejan los expertos es limpiar el depósito de gasoil del coche, ya que con el tiempo se pueden acumular muchos residuos en el fondo, creando una especie de lodo que no sólo tapa el filtro de combustible, sino que también puede afectar el sistema de inyección y la bomba.

Como podemos observar, el cambio del filtro de combustible en un coche diésel es bastante sencillo y sin embargo tiene una importancia capital para el funcionamiento del vehículo, además, no es necesario reemplazarlo con demasiada frecuencia, por lo que te invitamos a hacerlo periódicamente.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments