Última actualización: 23.09.21

 

El alternador es la pieza del motor de un coche que se encarga de convertir la energía mecánica en eléctrica, que alimenta los circuitos y sistemas electrónicos del coche, al tiempo que recarga y mantiene el estado de la batería. Se trata de un accesorio muy importante del sistema motor, por lo que es importante entender su funcionamiento y sus partes.

 

Para todos aquellos usuarios que no saben nada de mecánica, escuchar hablar del motor y sus piezas, puede resultar desconcertante. Muchas veces, esta jerga les puede sonar a chino; sin embargo, es muy importante conocer y saber diferenciar las distintas piezas de un motor de coche, así como entender su funcionamiento. De esta forma, si alguna vez se sufre una avería será más sencillo saber qué es lo que está pasando y cómo solucionarlo. 

Saber qué es un alternador puede ayudarte a comprender por qué tu coche ha dejado de arrancar. Esto podría deberse a que esta pieza no funciona correctamente y, por tanto, no convierte la energía mecánica del motor en electricidad, con lo que los sistemas eléctricos de tu coche han dejado de funcionar. 

El funcionamiento de un alternador es sencillo, ya que se encarga de convertir la energía mecánica, producida por los giros de los ejes del motor, en electricidad. En este sentido, se trata de una de las partes más importantes del conjunto motriz de un automóvil. Esto se debe a que los alternadores suministran energía a la batería y a los circuitos encargados de gestionar el sistema electrónico del coche como los limpiaparabrisas, los elevalunas, el sistema de control del motor, las luces y el encendido automático.

Por otra parte, el alternador eléctrico también se encarga de mantener la batería del coche en buenas condiciones. La electricidad sobrante del sistema electrónico, pasa a la batería, por lo que esta se mantiene cargada. De este modo, podríamos decir que estas piezas realizan las funciones de los arrancadores de batería (verifica en este enlace algunas opciones de compra), evitando que te quedes tirado y sin energía.

 

¿Cómo funciona el alternador eléctrico del coche?

Funciona mediante el giro de un rotor con imanes permanentes. Este eje, llamado elemento inductor, está conectado a la polea del cigüeñal del coche, y rodeado por un estátor, que es el elemento frente al que reacciona el campo magnético, generando un proceso que convierte la energía motriz en eléctrica.

Las partes de un alternador

El estátor es una de las partes más importantes de este elemento. Está formado por una bobina metálica, que se puede ver a través de la carcasa de aluminio que recubre al alternador. 

Rodeando al eje del motor se encuentran las escobillas del alternador, que son las que recogen la electricidad por el estátor y la envían hacia el rectificador y el regulador de voltaje. En este sentido, el puente rectificador es la pieza encargada de convertir la energía recogida por las escobillas, es decir la corriente alterna de alto voltaje, en corriente continua, de bajo voltaje y compatible con los sistema eléctricos del vehículo.

A continuación, el regulador del alternador ajusta el amperaje y la tensión de salida, eliminando los picos de voltaje que podrían quemar o dañar los circuitos internos del coche. En los coches más modernos, este regulador se ha sustituido por una unidad de control electrónico, que permanece constantemente conectada para proteger el ordenador central del coche. Todo el conjunto permanece alojado dentro de una carcasa que mantiene protegidos los elementos del alternador de los agentes corrosivos externos como el polvo o el agua.

Los tipos de alternadores más modernos también disponen de un ventilador, que no deja de moverse para refrigerar las piezas del alternador. Estas, debido a la inducción electromagnética se calientan mucho, por lo que es necesario que haya una corriente de aire que los mantenga frescos, evitando problemas de sobrecalentamiento.

Finalmente, la polea del alternador, una banda de goma que se coloca junto a la polea del cigüeñal. Es la conexión del alternador con el coche y la que se encarga de distribuir el giro desde el motor hasta el alternador. Al estar conectados, estas dos partes siempre giran a la misma velocidad y al mismo tiempo.

Tipos de alternadores

Ahora que ya sabes qué es el alternador del coche y sus partes, pasemos a ver qué tipos existen.

Compactos de primera y segunda generación

Compuestos por 12 polos, se diseñaron para vehículos con gran demanda de energía, como los turismos más antiguos. El nombre de primera y segunda generación, se debe a que los alternadores de segunda generación eran capaces de generar y almacenar más cantidad de electricidad.

Como parte de los alternadores compactos, también es posible encontrar los de refrigeración líquida, más caros y difíciles de mantener, pero con mayor potencia y menos ruido.

Monobloque

Muy similares a los compactos, pero con una potencia de giro mucho mayor, capaces de superar las 20.000 revoluciones por minuto (RPM).

De polos intercalados

El más utilizado y conocido. Los polos magnéticos tienen forma de garra y, como su nombre indica, aparecen intercalados, con lo que se favorece el giro.

De polos individuales

Se trata de un tipo de alternador trifásico utilizado cuando se requiere una potencia muy alta. Son equipos para vehículos con un consumo superior a los 100 A, con un voltaje de más de 24 V. 

Con rotor guía

Se trata de un alternador con un diseño único, basado en utilizar la menor cantidad de piezas posible, con lo que se reduce el desgaste y se aumenta la vida útil de la pieza. Este alternador no utiliza rodamientos y es el más indicado para vehículos de transporte de largo recorrido, así como aquellos que realizan grandes esfuerzos, como los camiones o tráileres.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS