Última actualización: 30.07.21

 

La contaminación en las ciudades es un problema grave para la salud de los ciudadanos. Sin embargo, las medidas destinadas a luchar contra ella suelen ser fuentes de problemas. La muestra la tenemos en las restricciones de Madrid Central, ampliamente contestadas por la sociedad y que han sido modificadas en varias ocasiones.

 

La calidad del aire siempre ha sido un problema en las grandes ciudades, en las que la presencia de la clásica “boina de contaminación” en el cielo es habitual. La fuente principal de esta polución tiene que ver con el uso intensivo del vehículo privado en estas zonas urbanas. Un problema que se acrecienta en zonas como Madrid, por su tamaño y por el tráfico que soporta.

Para solventar este problema, el ayuntamiento de Madrid planteó la zona de Madrid Central. Dicha zona de bajas emisiones fue diseñada por el equipo de la entonces alcaldesa Manuela Carmena y se inauguró en noviembre del año 2018. Su objetivo era establecer una zona de tráfico restringido y con unos criterios de acceso limitados, que vetaban el acceso a este sector a los vehículos más contaminantes. No obstante, desde esa fecha hasta nuestros días, y seguramente en el futuro, veremos cómo esta zona sigue rodeada de polémica y cómo se modifican las restricciones de vehículos en Madrid Central, así como en el resto de la ciudad. 

Si no tienes claro cómo se obtiene acceso a Madrid Central o a qué zonas afecta,  veamos algunos datos al respecto, aunque siempre sujetos a las modificaciones que puedan establecerse posteriormente. Así que si no estás acostumbrado a ir por esta parte de la ciudad, te recomendamos revisar los carteles informativos al uso, así como la información oficial que el ayuntamiento de Madrid publica en la red.

Qué es Madrid Central

Madrid Central es un proyecto planteado para desarrollar una zona de bajas emisiones en el centro de la ciudad de Madrid, como es obvio. Afecta principalmente al centro urbano, donde las emisiones contaminantes son muy elevadas y cuya reducción redundaría no solo en beneficio de la zona afectada, sino también en las aledañas. 

El planteamiento de Madrid Central reemplazó las cuatro áreas de prioridad residencial existentes en la zona, establecidas para limitar el tráfico en el centro, por una gran zona de acceso controlado y bajas emisiones.

La extensión de Madrid Central cubre un área de 472 hectáreas, que se limita por la calle Alberto Aguilera hasta la plaza de Colón por el norte, la calle Princesa y la Ronda de Segovia por el Oeste, las Rondas de Toledo y Segovia y la calle de Atocha por el sur y los paseos del Prado y Recoletos por el este. Dentro de esta zona se ubican calles emblemáticas de la ciudad, como la Gran Vía, la calle Mayor o la Puerta del Sol.

En todas las calles que sirven de frontera para la zona se sitúan cámaras, que controlan el acceso de los vehículos y verifican que estos corresponden con las limitaciones establecidas por la norma, que comentaremos a continuación. También son las que generan la base para sancionar a los vehículos que acceden a la zona sin tener autorizado el paso.

 

Cómo se puede circular por Madrid Central

El punto clave que determina quién puede acceder a esta zona es la etiqueta energética del vehículo. Por tanto, no existe un permiso para Madrid Central o similar, sino que es esta etiqueta la que marca la diferencia. Así que no hay un distintivo ambiental en Madrid Central específico para dicha zona. Recordemos que en la categoría de la etiqueta influye principalmente el motor del vehículo y no tienen peso algunos aspectos como los neumáticos o el número de plazas del coche. 

Esta etiqueta es obligatoria para todos los coches que acceden a esta parte de la ciudad. La única excepción de llevar dicha etiqueta la constituyen los residentes censados en la zona, que sí pueden circular por ella sin importar la etiqueta de su vehículo o ni siquiera si este la tiene o no. Por tanto, si te preguntas por dónde puedes circular en Madrid sin etiqueta, es obvio que Madrid Central no está incluida, salvo que seas residente.

Resumiendo mucho la normativa, podemos decir que los vehículos que dispongan de etiqueta cero o etiqueta ECO tienen total movilidad por la zona de Madrid Central, sin importar si son vehículos de residentes, no residentes o invitados. Respecto de los vehículos con etiqueta B y C, estos pueden acceder a la zona en caso de que pertenezcan a residentes o invitados. Sin embargo, los no residentes no pueden acceder, salvo en caso de que se dirijan a un parking o garaje situado dentro de ella. En el caso de las motos con estas categorías, B y C, su acceso está permitido pero solo de 7 a 22 horas.

Quienes se llevan la peor parte de estas restricciones son los vehículos sin etiqueta energética, que no tienen autorizado en Madrid Central, salvo los que pertenezcan a residentes, tal como hemos comentado. Sin embargo, estos usuarios también tienen un problema, ya que estos vehículos deberán ser sustituidos por otros más eficientes antes del año 2025, cuando concluye la moratoria establecida por la ley para realizar dicho cambio. A partir de esa fecha, ningún vehículo sin etiqueta podrá acceder a Madrid Central.

Por cierto, aunque pueda parecer raro, por ahora no se han establecido los coches que no podrán circular por Madrid fuera de esta zona, dado que las restricciones que hemos comentado solo se aplican a la zona de bajas emisiones de Madrid Central o Madrid 360. Sí es cierto que en el resto de la ciudad pueden establecerse restricciones, pero estas no son fijas y están relacionadas con episodios puntuales de alta contaminación.

 

Excepciones y complementos a la norma

Hasta ahora hemos hablado de vehículos particulares, pero las limitaciones que hemos comentado también se establecen a otros vehículos. Por ejemplo, los de empresas, profesionales y reparto con etiqueta 0 o ECO tendrán libre acceso, mientras que los que tengan etiqueta C solo pueden acceder de 7 a 17 horas y los de etiqueta B solo de 7 a 13 horas. Los vehículos comerciales que no tengan etiqueta tienen el acceso prohibido a esta zona.

El otro gran grupo de vehículos con autorización en Madrid Central, con libre acceso a la zona restringida, serían los destinados a servicios públicos. Esto incluye vehículos de emergencias, autobuses públicos, discrecionales y de turismo, vehículos contratistas de la administración, como los de limpieza, mantenimiento viario o zonas verdes, así como los coches de autoescuelas, grúas, vehículos fúnebres y similares. Estos pueden acceder y moverse sin problemas por esta zona, siempre que estén  realizando sus funciones habituales.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS