Última actualización: 14.04.21

 

Dentro del mercado de segunda mano, a veces nos encontramos con coches procedentes de embargos. Estos vehículos pueden ser una buena opción para cambiar de automóvil, aunque para tener éxito conviene conocer cómo funciona el mercado de vehículos embargados.

 

Dicen que la mala suerte de una persona puede ser la buena de otra. Y cuando se trata de coches de embargo, esta frase se convierte en una realidad. Básicamente, porque estos coches embargados pueden convertirse en una ocasión muy interesante para renovar tu viejo automóvil a un precio ajustado. Sin embargo, la forma en que compran y venden los coches embargados es más compleja de lo que podemos pensar, por lo que conviene saber tanto la forma de encontrar estos vehículos como los procesos que se siguen durante estas operaciones. Especialmente por la forma particular en que se ejecutan las subastas de coches en España, que tiene poco que ver con los procesos que vemos en películas y series de televisión.

 

Procedimiento de embargo del vehículo

Para iniciar el proceso de embargo de un vehículo, es necesario que su propietario tenga una deuda con una administración, una empresa o entidad financiera. En el caso de los vehículos embargados por las administraciones, cuando una persona tiene deudas con la Seguridad Social, con Hacienda o con un ayuntamiento, esta administración se cobra la deuda quedándose con el vehículo. 

En el caso de los coches embargados por financieras, este embargo puede deberse al impago del préstamo concedido para la compra del propio vehículo o bien por cualquier otra operación financiera que ha salido mal. En ambos casos, la financiera o la entidad bancaria se quedará con ese coche, como parte del pago.

En general, el procedimiento de embargo es similar en ambos casos, aunque con ciertas diferencias. En el caso de las administraciones, una vez decretada la existencia de la deuda y su incobrabilidad, se determina el embargo del vehículo, que deberá ser entregado por el afectado. En el caso de las financieras, lo habitual es que la entidad reclame al usuario la entrega del vehículo, aunque si este se niega puede incluso ser necesario recurrir a la vía judicial.

¿Dónde se encuentran los coches embargados?

Cuando se trata de buscar coches embargados, son varias las fuentes a las que recurrir, según la administración que ordena ese embargo. Empezando por los ayuntamientos, estos suelen organizar subastas con los vehículos que embargan, donde se informa de la oferta existente, las pujas y los requisitos a cumplir. Parecido es el procedimiento de los Juzgados, aunque en este caso esos datos se publican en el BOE.

En el caso de los vehículos embargados por la Seguridad Social, el organismo suele organizar una subasta de vehículos al año o a lo sumo dos si tiene mucho que liquidar. Estas se anuncian en el BOE o en su web y tienen la ventaja de incluir los coches de alta gama embargados por la entidad, lo que supone un aliciente adicional para el usuario. Algo parecido pasa con Hacienda, que también incluye en estas subastas tanto vehículos premium como utilitarios y vehículos industriales. De nuevo, la información sobre sus subastas está online y es de las que más detalles ofrece al respecto.

Respecto de las subastas de coches embargados por bancos, lo cierto es que las mismas son más bien escasas. El motivo principal es que las entidades consideran que estas subastas suponen una mala imagen para el banco, por lo que es frecuente que las mismas estén cerradas a profesionales o incluso que los coches vayan directamente a un compra venta, que se encargue de todo el proceso de manera discreta.

 

Proceso de venta

A la hora de comprar coches embargados, el proceso seguirá diferentes pasos, dependiendo de la administración que ejecute la venta. Dado que el desarrollo de las  diferentes subastas no tienen un planteamiento fijo, no vamos a darte más detalles al respecto. Lo que sí te recomendamos encarecidamente es que revises el proceso concreto que use la administración o entidad a la que vayas a comprar el vehículo.

Por cierto, es importante saber que los coches embargados pueden venderse en este estado a otra persona. El requisito legal de esta venta es que el vendedor informe de dicho embargo, que deberá ser reconocido por el comprador, firmando en conformidad. Si no se produce este paso, el vendedor puede ser denunciado por estafa. 

En cuanto a cómo saber si un coche está embargado, basta con solicitar el informe del vehículo en la DGT, donde se indican todos los detalles e incidencias del mismo con solo disponer de su matrícula. También puedes acudir al registro mercantil, aportando esa matrícula y obteniendo los datos de los posibles embargos que pueda tener el vehículo o cuál es su titularidad.

Precauciones antes de las subastas

Si ya te estás frotando las manos ante la posibilidad de llevarte un coche a precio de saldo, son varias las cuestiones que debes saber antes de hacerlo. Una de ellas es que, salvo raras excepciones, no vas a poder ver los vehículos en ningún momento del proceso. Esto implica que tendrás que realizar tu puja en función de los datos aportados por la administración o la entidad bancaria responsable del embargo.

Algo que tampoco es frecuente, puesto que la información que ofrecen los subastadores, especialmente las administraciones, tampoco ayuda mucho a hacerse una idea real del estado del vehículo que vayamos a comprar. Sí es cierto que nos dan la matricula, con la que obtener el historial que hemos comentado antes, pero esta información no da muchos detalles del estado real del coche. 

Como postre, el vendedor suele exonerarse de cualquier responsabilidad respecto del estado actual del vehículo, así como de su comportamiento futuro. El coche se vende tal cual y lo que pase después es cosa tuya. Algo que es bastante peligroso cuando se trata de vehículos procedentes del Plan Nacional sobre Drogas, dado que si han sido usados en delitos es probable que hayan sido desmontados por completo en busca de estupefacientes.

 

Después de la compra

Si al final has logrado encontrar un vehículo adecuado a tus necesidades, con un precio correcto y has ganado la subasta, aún quedan algunos pasos que dar. Entre ellos, no suele estar la gestión de la transferencia del vehículo, que corre por cuenta de la administración. Pero sí es necesario devolver el vehículo a la vida, ya que estos coches suelen pasar largos periodos inactivos hasta que se venden.

Así que tras comprar tu vehículo es imprescindible visitar un taller, para devolver la mecánica a un estado adecuado. Es importante revisar los líquidos del vehículo, cambiar aceites, filtros y todos los demás fluidos básicos para su funcionamiento, para que seguramente estén en buen estado.  

Lo mismo ocurre con elementos como los neumáticos, cuyo estado seguramente no sea el adecuado tras este tiempo de inactividad, o bien la correa de distribución, que no se lleva muy bien con la inactividad. Tampoco te olvides de tener a mano un aspirador silencioso, una hidrolimpiadora y un buen detergente, a fin de retirar los kilos de polvo y suciedad que el vehículo habrá acumulado durante el largo tiempo que haya estado almacenado.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments