Última actualización: 06.03.21

 

Cada día resulta más habitual ver automóviles de gran tamaño por nuestras calles. Estos coches, a caballo entre un 4×4 y un coche utilitario, han ganado mucha popularidad y se han convertido en algunos de los modelos más vendidos de todas las marcas. Pero, ¿qué son los SUV? ¿Por qué son tan utilizados?

 

Desde hace unos años los SUV se han colocado como el segmento de automóviles más vendidos en la mayoría de las marcas, desbancando a los crossover que eran, hasta ese momento, los más vendidos. Estos vehículos, de mayor tamaño que un utilitario, pero más pequeños que los coches todocamino, se han vuelto muy populares entre los usuarios medios, ya que ofrecen una mayor seguridad, al tiempo que tienen un consumo relativamente bajo.

Sin embargo, para muchos el término SUV es un gran desconocido. En este sentido, se trata del acrónimo de: Sport Utility Vehicle o Vehículo Utilitario Deportivo en español. En resumen, se trata de un tipo de automóvil en el que se combinan elementos de un todoterreno y de un turismo tradicional.

Estos coches tienen su origen en el mercado estadounidense, aunque empezaron a llegar a Europa a principios de los 2000 y se comenzaron a popularizar a finales de la década de 2010. En este sentido, las principales marcas de automóviles han apostado fuerte por este segmento de automóviles, enzarzándose en una verdadera batalla para construir los mejores SUV del mercado.

De hecho, marcas británicas más tradicionales y de lujo como Rolls-Royce o Bentley han empezado a fabricar este tipo de automóviles. Incluso las marcas deportivas de más alta gama como Ferrari y Lamborghini han apostado por sus propios modelos de SUV. Es tanta la demanda de estos coches, que los fabricantes incluso han empezado a diseñar los primeros SUV totalmente eléctricos para cubrir esta parte del mercado.

¿Qué es un SUV?

Estos vehículos combinan la estética de un todoterreno con la funcionalidad de un turismo. En este sentido, tienen un diseño más robusto, con líneas altas y ruedas de aspecto “offroad”, pero no tienen la misma capacidad de moverse por todo tipo de terreno que tendría un 4×4. Por otra parte, disponen de la versatilidad de un utilitario, ya que permiten una conducción urbana mucho más cómoda que la de un todoterreno.

Estos coches aparecieron durante la Segunda Guerra Mundial, respondiendo a la necesidad de las tropas aliadas de contar con un vehículo ligero, capaz de cumplir con las tareas de un coche militar, pero también de uno comercial. El diseño original de estos coches era mucho más similar al de una camioneta que al de un todoterreno, ofreciendo un habitáculo más amplio y cómodo que el de cualquier turismo de la época. 

El diseño moderno de los SUV apareció en los años 90. En esa época, tres sucesos marcarían la aparición de estas nuevas líneas de diseño. El primero de ellos fue la concienciación social sobre la contaminación y la huella de carbono, el segundo la masificación de las ciudades que convertía a los coches grandes en incómodos y molestos, pues eran difícil de estacionar y ocupaban demasiado espacio. Por último, a finales de los 90 hubo una creciente demanda de coches familiares, resistentes, versátiles y seguros.

Desde finales de los años 90, estos automóviles fueron creciendo en popularidad, sobrepasando a otros segmentos similares como los crossover o los propios todoterrenos.

 

¿Cuál es la diferencia entre un SUV y un Crossover?

Ahora que ya sabes qué es un coche SUV, vamos a ver cuáles son las diferencias con respecto a los crossover. En este sentido, aunque se trata de dos conceptos que son muy similares, llegándose a confundir en muchas ocasiones, la verdad es que se trata de segmentos automovilísticos diferentes. 

En primer lugar, conviene aclarar que no existe una regla escrita sobre las diferencias entre los crossover y los SUV. Sin embargo, por norma general el concepto europeo de un crossover es el de un coche utilitario con características de un todoterreno. Los crossovers tienen un diseño exterior similar al de un SUV, pero suelen contar con un consumo menor, tanto de combustible como de batería de coche, ya que a diferencia de estos no disponen de tracción total, sino de tracción 4×2.

Esto significa que solo se ejerce tracción sobre uno de los dos ejes, ya sea este el delantero o el trasero, pero nunca en ambos. De este modo, mientras que un SUV está pensado para un uso más o menos libre (siempre inferior al de un todoterreno), los crossover están diseñados para un uso urbano total.

¿En qué se diferencia el SUV de un todoterreno?

Los mejores SUV de calidad precio ofrecen ciertas características de un todoterreno, sin embargo, su uso suele estar en gran medida orientado hacia la circulación urbana y en carretera. 

A diferencia de los SUV, los todoterreno ofrecen todas las características necesarias para la conducción “offroad”, como el la disponibilidad de una marcha reductora, protecciones extras para los bajos, así como tracción integral. Además, el SUV tiene un consumo menor al de un todoterreno.

En este sentido, las marcas de SUV aunque intentan emular el diseño robusto y de aspecto aventurero de un todoterreno, lo que ofrecen en realidad es un coche espacioso y más seguro que un utilitario tradicional. Este tipo de coche, a diferencia del todoterreno, tiene una orientación claramente familiar, para usuarios que buscan coches espaciosos y con elementos de protección superiores a los de un turismo.

Como puedes ver, se trata de un fragmento de automóviles muy concreto que obtiene lo mejor de los todoterreno, con su fiabilidad y estabilidad, pero con el consumo y la comodidad de conducción de un utilitario. 

En este sentido, algunas marcas como BMW o Citroën han acuñado sus propios nombres para designar a los SUV, por lo que si alguna vez te encuentras con un SAV (Sport Activity Vehicle) o un CUV (Crossover Utility Vehicle), debes saber que en realidad te encuentras frente a un SUV.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments