Tipos de cajas de cambio automáticas

Última actualización: 25.06.22

 

Cuando la practicidad y comodidad son las prioridades de un conductor, la mejor opción es tener un coche con cambios automáticos, ya que esta tecnología permite cambiar las velocidades sin apenas tener intervención del usuario. No obstante, existen diferentes tipos de cajas de cambios automáticas, por lo que vale la pena conocerlas a profundidad. 

 

Las cajas de cambios automáticas tienen una larga historia que comenzó a finales del siglo XIX. Sin embargo, fue en 1940, algún tiempo después de la Gran Depresión norteamericana, que las grandes marcas General Motors, Oldsmobile y Cadillac pudieron desarrollar el sistema de transmisión Hydramatic. A partir de ese momento, los llamados coches automáticos comenzaron a adquirir cada vez más popularidad, sobre todo en Estados Unidos.

 

Caja de cambios automática vs manual 

Muchos opinan sobre la conveniencia de elegir uno u otro sistema de transmisión, pero pocos saben realmente cómo funciona una caja de cambios automática. Esto es debido a que la mayoría de las explicaciones suelen ser demasiado técnicas. Por esta razón, vale la pena hacer una distinción fundamental: a diferencia de los engranajes simples y el paquete de embragues que tiene el sistema manual, la transmisión automática cuenta con un conjunto de engranajes planetarios y un convertidor de torsión axial. Todo esto para que no tengas que presionar un embrague cada vez que necesites cambiar la velocidad.

 

La transmisión automática y sus principales tipos

Aunque los coches con embrague automático tienen un funcionamiento similar, cada modelo puede tener un sistema ligeramente diferente que vale la pena conocer a fin de garantizar un correcto uso y mantenimiento.

1. Transmisión automática de variador continuo

Entre los sistemas de marchas automáticas más populares, está el Continuously Variable Transmission (CVT), también conocido como Multitronic. Muchos consideran que es el mejor cambio automático, ya que se encarga de variar de forma continua la relación de velocidades, por lo que es muy común en motos y ciclomotores, gracias a que proporciona una potencia máxima sin generar saltos al cambiar de una velocidad a otra.

Anteriormente, este sistema fue muy utilizado en coches de baja cilindrada. En la actualidad, los avances en materia de ingeniería automotriz han permitido que el CVT sea posible en turismos y otros vehículos de cierta cilindrada.

El Multitronic fue desarrollado por la marca Luk y ha sido modificado a través del tiempo hasta ser uno de los sistemas más eficientes y sofisticados. Algunos coches Audi tienen este tipo de transmisión automática, sobre todo porque pesa menos y se ha demostrado que consume poco combustible. 

 

2. Sistema de convertidor de par

Este es uno de los tipos de cambio automático más tradicionales. Está basado en un mecanismo convertidor de par, que se encarga de sustituir el disco de embrague común de las cajas de cambio manuales. Por esta razón, el cambio entre una velocidad y otra es realmente suave.

Este sistema tiene mucho tiempo en el mercado y se ha mantenido sin mayores modificaciones. No obstante, un cambio de convertidor de par de la actualidad puede ser comparado con uno de doble embrague si tomamos en cuenta su gran eficacia. Muchos vehículos de alta cilindrada están dotados de este tipo de transmisión automática. Por ejemplo, la empresa BMW utiliza con regularidad sus famosas cajas de cambio automáticas Steptronic. Por su parte, el grupo VAG ofrece en muchos de sus vehículos el Tiptronic, conocido por algunos como el mejor cambio automático del mercado. 

3. Caja de cambio de doble embrague robotizada

Se trata de una tecnología muy similar a la del cambio manual. Es decir, cuenta con un embrague, solo que la gestión se realiza de forma electrónica, por lo que recibe el nombre de sistema robotizado. En este caso, el mecanismo funciona gracias a unos actuadores electrónicos e hidráulicos controlados a través de una centralita. 

Algunos expertos han explicado que los cambios robotizados llegan a ser más eficientes que los que tienen sistema de convertidor de par. Sin embargo, es necesario mencionar que este tipo de cambio electrónico puede producir ciertos tirones en el coche al cambiar la marcha, lo que puede ser incómodo para algunas personas.

Ahora bien, si te estás preguntando qué significa DSG en un coche, debes saber que son las siglas en inglés para la tecnología Direct Shift Gearbox, que significa cambio automático de doble embrague robotizado. Se trata de un sistema de engranaje anticipado en un montaje transversal. Este es considerado por muchos como el cambio automático más fiable, ya que no utiliza el convertidor de par convencional, de manera que es posible cambiar la marcha de forma continua, sin las indeseadas sacudidas, pero sobre todo sin interrumpir el flujo de potencia. 

El funcionamiento es muy sencillo. Ambos embragues se accionan a través de dos ejes y están bañados en aceite, pero cada uno tiene a su cargo diferentes velocidades. El primer embrague cumple la tarea de engranar las marchas de números impares, 1ª, 3ª y 5ª. Por su parte, el segundo embrague se encarga de las tres restantes, en este caso, los números pares 2ª, 4ª y 6ª. Gracias a esto, cuando subes una marcha, la siguiente se pre-selecciona automáticamente, anticipando así el siguiente cambio. 

¿Vale la pena una caja de cambios DSG?

La característica fundamental en las cajas automáticas de doble embrague es que son muy suaves. Esto quiere decir que ni el conductor ni los demás ocupantes del coche pueden realmente percibir los cambios de marcha. Pero esta no es la única ventaja del sistema, también es uno de los más eficientes que existen. De acuerdo con los resultados de algunos estudios, podemos asegurar que una caja de cambios DSG es capaz de ahorrar hasta 10 % de combustible si se compara con un sistema manual de 6 velocidades. Aunque el cambio DSG es esencialmente automático, también existe una opción para accionarlo manualmente, lo que brinda mayor control al usuario. 

Para finalizar, podemos decir que las cajas automáticas permiten conducir de forma más sencilla, pero es importante revisar el manual cuando adquirimos un coche nuevo, ya que no todas las cajas de cambio tienen las mismas especificaciones.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS