¿Cómo recargar una batería de coche?

Última actualización: 29.05.22

 

La batería de coche es una pieza fundamental de nuestro vehículo que, en caso de no estar en buen estado, puede suponer un grave problema a nuestra movilidad. Por fortuna, es posible recargar nuestra batería y ponernos en marcha de nuevo, siempre que sepamos cómo hacerlo.

 

No hay nada peor que ir a arrancar nuestro coche por la mañana y encontrarnos con que la batería del vehículo no funciona. Por eso, siempre nos ayudará a mantener nuestra movilidad como saber si una batería está mal, por estar averiada o ser ya muy antigua. Pero también es importante contar con remedios con los que recuperar nuestro vehículo, cuando esa batería ya está descargada.

Entre estas soluciones, tenemos el arrancador y el cargador de baterías para coche, con los que darle al vehículo ese toque de energía necesario para que te puedas mover. De todos modos, hay otras alternativas interesantes, que te iremos comentando a lo largo de este artículo.

 

Cuestiones previas

Hoy en día, son pocos coches los que incluyen un voltímetro en el cuadro de mandos. Algo que dificulta cómo saber si la batería del coche está gastada o tiene baja carga. Pero sí hay pistas que nos orientan al respecto. Entre ellas, tenemos un brillo bajo de los intermitentes si abrimos con mando o quizá un ruido diferente al activar el cierre centralizado. A modo de alternativa, si quieres saber si la batería del coche está descargada, puedes recurrir a un polímetro. Una vez conectado a los dos bornes de la batería, nos dará una lectura que, en caso de ser inferior a 12 voltios, indica que la batería no está bien.

En esta situación, antes de cambiar la batería del coche o de sacar el cargador, hay un par de cosas que podemos hacer para tratar de arrancar el vehículo. En primer lugar, desactiva todo lo que puedas del vehículo. Nada de aire acondicionado, luces ni radio. Toda la energía debe centrarse en el arranque.

También es importante que no nos pasemos tratando de forzar ese arranque, si finalmente el coche no puede hacerlo. Si giramos la llave más tiempo del necesario o forzamos el proceso, podemos dañar el motor de arranque.

Finalmente, es posible que te veas tentado a darle un empujón al coche o incluso probar el viejo truco del traqueteo para tratar de mover el coche y que el arranque haga su magia. El problema es que la electrónica de los coches actuales hace casi inútiles estos sistemas, por lo que, a menos que tengas un coche antiguo, estas técnicas no te servirán de nada.

Cómo recuperar la batería del coche

Una vez que hemos comprobado que la batería no tiene energía, es momento de tratar de devolverle la vida a la misma. Para ello, contamos con dos remedios básicos. Uno de ellos es el uso de las clásicas pinzas, para lo que necesitaremos tanto de los cables de carga como de un buen samaritano que nos deje enchufarlas a su coche. No te olvides del orden, primero positivo y luego negativo, teniendo cuidado de no tocar los bornes para impedir una descarga eléctrica. Por cierto, aunque el voltaje de la batería de coche será el mismo, sí conviene que la batería donante tenga más potencia que la del vehículo receptor. Una vez hecha la conexión, esperaremos unos 10 o 15 minutos antes de arrancar el vehículo averiado.

La otra alternativa, bastante más sencilla y más rápida, es recurrir a un cargador de baterías o un arrancador. Estas herramientas tienen una buena capacidad de carga y permiten arrancar todo tipo de vehículos, prácticamente sobre la marcha. Además, son más seguras, al incluir diferentes protecciones contra los riesgos más habituales y propios de la carga. 

Por si fuera poco, estos dispositivos son pequeños y pueden llevarse cómodamente a cualquier parte. Se utilizan casi igual que los cables de arranque que hemos comentando,bastando con conectar correctamente las pinzas y esperar unos segundos. Al momento, podremos arrancar nuestro vehículo y empezar a rodar sin problemas.

 

Una vez arrancado

Después de haber seguido cualquiera de los dos pasos anteriores, tu coche ya debería estar en marcha. Si no es el caso, esto se debe a que la batería no carga, seguramente porque la misma haya cumplido su vida útil o esté averiada. En este caso, deberás reemplazar la batería por otra nueva, de los mismos parámetros técnicos.

Si has tenido suerte y ya estás en marcha, es clave que dediques algo de tiempo a que la batería recupere su vida útil. Esto se logra mediante el rodaje del vehículo, preferentemente a alta velocidad como la de autovía o autopista. Y aunque es difícil estimar cuánto tarda en cargar una batería de coche en marcha, en general basta una media hora de circulación para que quede lista para ser utilizada con normalidad.

Otra alternativa es cargar la batería del coche con cargador. En este caso, si quieres saber cuánto tarda en cargar una batería de 12v, podemos decirte que para cargar una batería de 12v 60ah, como ejemplo, son necesarias unas cuatro horas. Este tiempo es similar para casi todas las baterías de este voltaje, aunque a mayor amperaje se incrementa un poco el tiempo de espera. Por suerte, si tienes un cargador de batería de calidad, este se encargará de parar el proceso cuando la batería esté llena.

Seguridad del proceso

Aunque lo hemos dejado caer antes, es clave que a la hora de recargar la batería de tu coche tomes todas las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes. A fin de cuentas, recargar una batería de coche no es como cargar la batería de una afeitadora corporal o la de tu móvil, dado que la alta capacidad de energía que la batería de coche acumula supone un riesgo considerable.

La primera precaución es tener cuidado con los cables y los polos. Tanto si usas pinzas convencionales como si usas un cargador o arrancador, es clave que empieces conectando el polo positivo y luego el negativo. Si lo haces a la inversa, puedes llevarte un buen susto. Y si cruzas los polos, incluso puedes cortocircuitar el sistema. Riesgos que, en el caso de los cargadores y arrancadores, se reducen. Pero eso no impide que puedan pasar.

También es clave que durante todo el proceso el vehículo esté en una zona segura, debidamente frenado y que dispongas de espacio para moverte con seguridad. Por cierto, la idea de dejar caer el coche sin batería por una pendiente para tratar de arrancarlo no es muy buena, pues si se bloquean los frenos puedes tener un accidente. Como último consejo, si ves que no puedes recuperar la batería y arrancar el vehículo o no sabes cómo hacerlo, siempre es mejor llamar a tu seguro y que te envíen a la asistencia.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS