Última actualización: 06.03.21

 

Pese a que los motores diésel están en el objetivo de todas las organizaciones medioambientales, lo cierto es que las mejoras en estos vehículos, en términos de consumo y ecología, son considerables. Algo que dificulta encontrar el mejor motor diésel del mundo, por la gran cantidad de candidatos a tal honor.

 

Aunque el primer coche del mundo tenía un motor de gasolina, lo cierto es que los vehículos diésel no tardaron demasiado en llegar. El primer coche que usaba este combustible, un Mercedes 260D, fue presentado en el salón del automóvil de Berlín en 1936. Desde entonces a nuestros días, los motores diésel han pasado de ser una alternativa económica a los coches de gasolina a convertirse en unos proscritos, por la peligrosa contaminación que generan.

Sin embargo, en estos últimos años, hemos visto cómo los coches que usan este combustible han mejorado tanto en consumo de combustible como en esa contaminación generada. La presencia de elementos como el turbodiésel, los sistemas de combustión mejorados, el uso del AdBlue o la electrónica de inyección de alta precisión han llevado a estos motores a reducir sus consumos y también esa contaminación.

 

Cómo funciona un motor diésel

Para entender mejor esta evolución, es conveniente saber cómo funciona el motor de un coche diésel, dado que hay ciertas diferencias respecto de cómo lo hace un vehículo de gasolina.

El funcionamiento del motor diésel es de cuatro tiempos, al igual que el motor de gasolina. El ciclo se inicia mediante la inyección del combustible en una cámara, contando con una pulverización muy precisa y a alta presión. La cámara donde se inyecta se encuentra a una temperatura muy elevada, lo que provoca la autocombustión del combustible, sin la necesidad de la chispa propia de los motores de gasolina.

Una vez que el diésel se detona, la fuerza generada desplaza el pistón hacia abajo y transfiere el movimiento, evacuando en paralelo los gases generados en la combustión. Este proceso completa el ciclo y vuelve al punto inicial, para iniciar un nuevo ciclo.

¿Qué es mejor, diésel o gasolina?

Si en este punto tienes dudas respecto de qué motor elegir, vamos a arrojar algo de luz al respecto. Gracias a como funciona un motor diésel, este tiene un planteamiento  más sencillo y duradero. Por tanto, estos vehículos soportan mejor los kilometrajes más elevados. Además, el menor coste del diésel supone un ahorro a largo plazo digno de valorar, si haces muchos kilómetros. Algo que incluso se mantiene hoy día, gracias a las mejoras en la gestión del diésel de los motores actuales, lo que reduce aún más el consumo de estos motores.

No obstante, la elección es más compleja, por la diferencia de precio existente entre un coche de gasolina y su equivalente diesel. Para compensar esta diferencia, es necesario realizar un kilometraje superior que, por el menor precio del diésel, amortice el coste adicional de la compra del vehículo.

En general, el cálculo se basa en dividir el sobrecoste del diésel respecto del gasolina entre la diferencia del coste por kilómetro que existe entre ambos. El resultado es el número de kilómetros que deberemos conducir de más para amortizar este coste. Todo a pesar de que el consumo real de los coches suele ser mayor al declarado.

Si quieres hacer el cálculo algo más preciso, puedes añadirle los costes de mantenimiento de cada uno de los vehículos, conforme a lo que indiquen sus manuales de servicio. Como referencia, este mantenimiento es un 25% mayor en el caso del diésel, lo que se traduce en unos 300 a 700 euros durante la vida útil del producto. Pensemos que un diésel requiere de una batería de coche mayor o de calentadores de alta capacidad, más caros que las bujías de un motor gasolina. Lo que no cambia son cuestiones como los interiores o el tener que usar un cable óptico audio, para conectar el sistema de sonido de los vehículos más modernos.

Como cuestión final, conviene recordar que los coches diésel tienen un mayor precio de reventa y conservan mejor su valor a lo largo del tiempo, así que esta sería otra cuestión a considerar en tus números. Todo depende de lo que quieras complicar el cálculo.

Los 10 coches diésel más destacados del momento

Para hacernos una idea de lo que el mercado actual nos ofrece al buscar un coche diésel, vamos a conocer algunas de las novedades que los fabricantes ponen a nuestro alcance.

Uno de ellos es el nuevo Renault Clio. Dejando de lado la versión híbrida, las dos nuevas versiones diésel cuentan con un motor de 1,5 litros y desarrollan 85 y 115 caballos respectivamente, con un rendimiento considerable. Algo parecido pasa con el Peugeot 208, dotado también de motor de 1,5 litros y 102 caballos de potencia. Su nuevo cambio manual de seis marchas es todo lo que necesitas para sacarle partido, en cualquier terreno.

Saltamos de gama con el BMW serie 1, con motores diésel que van desde los 150 caballos de la versión 118D hasta los 190 caballos del 120 xDrive. Este último tiene tracción a las cuatro ruedas, para una mayor seguridad. También Mercedes tiene aquí su espacio, con su nuevo GLC Coupe. Ofrece dos versiones diferentes: la 220d 4Matic de 194 caballos y la 300D 4Matic que llega a los 245 caballos. Ideal para moverse a lo grande y disfrutar de una conducción potente.

Evaluamos ahora las novedades del grupo Volkswagen, que empiezan con el nuevo Passat 2.0 TDI EVO. Este vehículo cuenta con un motor de 150 caballos, aunque la gama ofrece otros tres modelos más, con motorizaciones de 120, 190 y unos espectaculares 240 caballos. Más modesto es el Skoda Kamiq. Este SUV compacto dispone de un motor 1.6 TDI de 115 caballos, reconocido tanto por su bajo consumo como por su elevada durabilidad, que lo hacen idóneo para el planteamiento polivalente y duradero que tiene la marca.

Los deportivos también tienen su espacio, gracias a opciones como el Ford ST. Pese a su motor de 2 litros y 190 caballos, apenas consume 4,8 litros a los 100. Sorprendente, cuanto menos. Algo parecido pasa con el Audi SQ8. Un vehículo de nada menos que 400 caballos y dos turbos que, pese a su potencia espectacular, se queda en un consumo de 9,8 litros. 

Cerramos nuestra selección con dos opciones económicas e interesantes dentro del sector diésel. Una de ellas es el Opel Corsa que, dejando de lado sus versiones eléctricas, cuenta con una novedosa versión diésel de 1,5 litros de cubicaje y 100 caballos de potencia, combinados con un cambio de seis marchas. El otro imprescindible es el Dacia Sandero. Este clásico entre los coches más baratos del mercado cuenta con un motor DCI de 1.5 litros y motorizaciones de 75 y 90 caballos respectivamente. Perfecto para contar con un diésel a precio ajustado.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments