Última actualización: 14.10.19

 

La importancia de llevar un compresor de aire en el coche es grande, ya que es un aparato muy útil para cualquier conductor al proporcionar mayor control y seguridad sobre los neumáticos de tu coche, especialmente al no haber ninguna estación de servicios cerca.

 

Si eres un conductor experimentado, conocerás la importancia de llevar un compresor de aire en tu coche cuando vayas de viaje o paseo a la montaña, la playa o cualquier sitio que quede retirado y en dónde no tengamos al alcance una estación de servicios para llenar nuestros neumáticos de aire. Un compresor de aire es una herramienta que funciona aspirando el aire que se encuentra en el ambiente para luego proceder a expulsarlo a altos niveles de presión, de manera que se utiliza mucho en el sector industrial.

Sin embargo, los fabricantes, dándose cuenta de la utilidad que tienen los compresores de aire,   desarrollaron los conocidos y prácticos compresores portátiles. Estos funcionales dispositivos te permitirán hinchar distintos objetos como neumáticos o colchones y juguetes hinchables en cualquier lugar y con mucha facilidad, ya que podrás llevarlos cómodamente en tu coche y conectarlos a la toma del mechero del vehículo.

Para elegir el mejor compresor de aire para coche del momento, será necesario que tomes en cuenta una serie de sugerencias útiles que te facilitarán la elección del modelo para coche que mejor cumpla con tus necesidades. A continuación, te describimos varios tipos de compresores de aire con funcionalidades diferentes, por lo que si quieres elegir un dispositivo que te permita hinchar una gran variedad de objetos, además de que disponga de un gran nivel de compatibilidad con los neumáticos, será muy importante que tomes en cuenta nuestras recomendaciones.

 

Mini compresor portátil

En caso de estar buscando un modelo de compresor de aire para coche que sea muy liviano, esta alternativa es ideal para ti, ya que los mini compresores portátiles pueden llegar a pesa unos 300 gramos. Gracias a esto, son dispositivos muy ligeros, además de que son perfectos para llevar a cualquier lugar fácilmente sin mucha incomodidad. Algunos modelos incorporan una pequeña luz LED que te ayudará a utilizar esta herramienta en condiciones con poca iluminación. Por otra parte, cuentan con un enchufe para la corriente con conexión para la toma del mechero, por lo que es ideal para hinchar los neumáticos fácilmente y en cualquier lugar.

Además, este modelo incluye tres boquillas que permiten adaptar el dispositivo a distintos objetos gracias a la aguja, al adaptador de válvula plástica, además de un adaptador para las ruedas de las bicicletas. Normalmente, este aparato dispone de distintas unidades de medidas que te permitirán leer fácilmente, y de manera precisa, los valores. Por último, estos modelos compactos suelen incluir una bolsa de transporte que podrás aprovechar para guardar el dispositivo de forma ordenada y de manera fácil.

 

 

Compresor de aire digital

Si buscas un compresor de aire que puedas llevar en el coche que te permita inflar un neumático medio de forma rápida, además de que podrás controlar y programar la presión de aire del dispositivo desde una práctica pantalla LCD muy sencilla de entender y manejar. Es un producto que tiende a ofrecer un inflado de neumático en aproximadamente 7 u 8 minutos y, en cuanto la rueda está lista, se detiene automáticamente.

Este tipo de compresor de aire incluye un sistema de iluminación de tres modos distintos de iluminación: iluminación con luz blanca, luz roja y modo S.O.S., el cual es ideal en caso de que ocurra algún accidente en la carretera en condiciones de luz escasa o nula, de manera que logras dar aviso de una situación de peligro o emergencia. Además, este tipo de dispositivo tiende a ser muy útil con casi cualquier objeto hinchable como una pelota deportiva, ruedas de bicicleta o moto y un sinfín de artículos más.

 

Compresor metálico

Entre los modelos más eficientes y seguros se encuentran estos compresores de aire para coche, ya que se apagan de forma automática en cuanto el neumático se llena gracias a su función auto-apagado. La mayor ventaja de esta característica es que gracias a ella no se correrá el riesgo de sufrir cualquier accidente causado por el exceso de aire en un neumático. Al ser de fabricación metálica, su durabilidad y resistencia son mayores que en otros modelos fabricados en plástico.

Es un compresor de aire para coche multifuncional que te permitirá llenar de aire los neumáticos de tu coche, moto, bicicleta, artículos deportivos y colchones inflables, entre otros. Este modelo cuenta con una pantalla que te permite elegir entre varias unidades de medición, además de que el cable de conexión es extra largo, de manera que puedas conectarlo fácilmente y te puedas desplazar una larga distancia. Por último, además de realizar su función de manera precisa y rápida, incluye un medidor de presión digital y una luz LED que facilitará el trabajo de inflado por la noche.

 

 

Mini-compresor de aire para coche

Si dispones de muy poco espacio y buscas un modelo de compresor que puedas guardar en espacios realmente compactos, este tipo de compresores son tu mejor alternativa, además de que cuentan con un cable extra largo de aproximadamente 3 metros que facilita el desplazamiento con el dispositivo conectado. Gracias a su potencia de 60 vatios, podrás descargar una presión de aire de hasta 7 bares y 12 litros por minuto. Este dispositivo es un modelo de compresor extremadamente eficiente, además de compacto, por lo que se puede guardar cómodamente después de utilizarlo.

Por último, para darles un uso correcto a estos aparatos, es recomendable que tomes en cuenta algunos consejos. En primer lugar, es recomendable tratar de encontrar la fuente de alimentación de buena calidad, ya que no todos los compresores de aire tienen la misma potencia ni tipo de alimentación. Considera si los vas a conectar a la toma de corriente de tu casa o si los vas a utilizar en tu coche durante los viajes, por lo que deberás conectarlos a la toma del mechero del vehículo.