Última actualización: 14.12.19

 

El poder de unas llantas es considerable a la hora de cambiar la imagen de tu vehículo. Pero ahora también es posible convertir un coche en eléctrico con solo cambiar sus llantas por este prodigioso invento de la firma Orbis.

 

Si eres aficionado al mundo de los coches, seguramente ya sepas que unas llantas de aleación y de alta calidad cambian de forma considerable la experiencia a la hora de conducir, al tiempo que te ofrecen un mejor comportamiento a la hora de rodar. Algo como para que te tomes tu tiempo a la hora de buscar las mejores llantas para tu coche. Pero seguramente lo que no sepas es que es posible convertir un coche de combustión en eléctrico o híbrido con un simple cambio de llantas. Un sistema que, pese a lo que pueda parecer por su modernidad, bebe la tradición más clásica de la historia de la automoción. Veamos en qué consiste este procedimiento.

 

El planteamiento de Orbis

El prototipo de llantas motorizadas presentado por Orbis se basa en una tecnología con casi un siglo de antigüedad y que fue diseñada nada menos que por Ferdinand Porsche allá por el lejano año de 1897. Este sistema modifica las llantas convencionales por unas llantas motorizadas, que se encargan de transferir directamente la fuerza a los neumáticos, sin necesidad de ejes de transmisión, correas y otros elementos similares. Este sistema tiene la ventaja de ser autoportante, de modo que al reemplazar a la llanta convencional no vamos a necesitar nada más dentro del vehículo, más allá de las baterías y sus enchufes, para que estos motores desarrollen toda su potencia y rindan de manera óptima.

Entre los parámetros técnicos de este modelo, tenemos una capacidad de potencia que llega hasta los 100 caballos por cada una de las ruedas, lo que se traduce en una potencia de casi 400 caballos en caso de que apliquemos este diseño a todas las ruedas del vehículo. En caso de que el producto se aplique solo sobre las ruedas traseras, tal como Orbis hizo sobre un Honda Civic Type R, la potencia total se suma a la del vehículo. En concreto, este modelo de Honda cuenta con una potencia nominal de 320 caballos, a la que sumarían los 200 caballos que aportarían los motores eléctricos instalados en las ruedas no motrices, para totalizar nada menos que 520 caballos, en un modelo de diseño híbrido y realmente interesante.

 

 

Cómo funcionan estos motores

Tal como hemos mencionado, los motores reemplazan directamente a las llantas de aleación o de aluminio que pudieran estar montadas en el vehículo, incluyendo en ellas los motores. Todo el sistema de tracción se monta aquí, simplificando el proceso de transferencia de la potencia directamente a las ruedas, principalmente porque esos motores están en las ruedas. Así que no perderemos un solo caballo de potencia a la hora de circular, puesto que la fuerza se transmite de forma directa y con una mayor eficiencia.

Lo mejor de todo es que estos motores no añaden mucho peso al que tendrían unas llantas convencionales. De hecho, según las pruebas que ha realizado la empresa, ni tan siquiera es necesario modificar la geometría de las suspensiones o los brazos de soporte de los neumáticos, prueba de lo bien sincronizada que está la tecnología con lo que viene siendo el planteamiento original del vehículo.

Por cierto, este nuevo modelo de llantas también elimina la necesidad de montar frenos convencionales, que por otra parte no se podrían instalar por cuestiones de espacio. La presencia del motor eléctrico solventa con nota dicha problemática, puesto que basta levantar el pie para que la propia inercia empiece a frenar el vehículo. Y para cuando sea necesaria una frenada más intensa, no se precisa más que de una pinza de freno para moto, que por las características del vehículo es más que suficiente para esta conducción. Según los datos del fabricante, este sistema de frenado es capaz incluso de reducir las temperaturas y de distribuir mejor el calentamiento de los frenos a la hora de detenernos.

En cuanto al control del vehículo, el alto nivel de maniobrabilidad que permite este nuevo sistema hace fácil al conductor gestionar de forma más eficiente la dirección. Incluso es posible lograr mayores ángulos de giro en el volante, por el diseño particular de estos motores y la eliminación de elementos superfluos en la estructura del vehículo.

Respecto de la energía, en este diseño se ha utilizado una batería procedente de un Toyota Prius, que responde adecuadamente al uso híbrido que va a tener este modelo concreto. Una batería que ya ha sido ampliamente probada y que cuenta con capacidad para 1,3 kilovatios, en línea con lo que necesitan estos pequeños motores de las llantas para darle un empujón al funcionamiento del vehículo.

 

 

El resultado

El resultado de este montaje, en el Honda Civic que la firma ha presentado como modelo, no podría ser más interesante. La motorización final ofrece una alta potencia, gestionada de forma eficiente mediante las correspondientes unidades informatizadas instaladas tanto en el el motor principal como en las llantas. Todo ello en un sistema que también regenera energía en las frenadas, para lograr una mayor autonomía de batería.

Respecto del peso, este sistema de montaje elimina en torno a 10 kilos de masas no suspendidas dentro del montaje de las llantas, con un incremento de peso total de unos 80 kilos, de los que buena parte proceden de la batería. Algo que tiene que ver con la fabricación de estos nuevos motores, que a su planteamiento sencillo añade una construcción en aluminio mecanizado de alta resistencia, que reduce el peso y mejora la eficiencia a la hora de circular.

Este mecanizado tiene la ventaja adicional de que todas las piezas se pueden fabricar de forma masiva, lo que influirá sin duda en que este prototipo sea escalable y tenga un coste más económico de cara al futuro, en caso de que esta tecnología gane la popularidad necesaria para convertirse en una alternativa a los motores convencionales.

En cuanto a su precio, el coste de este kit ronda actualmente los 10.000 dólares, de los que cerca del 40% pertenecen a la batería. De todos modos, dado que hablamos de prototipos, tanto la disponibilidad del producto como el resto de aspectos que hemos mencionado están sujetos a cambios y mejoras. Veremos qué trae el futuro para esta particular tecnología.