Última actualización: 19.01.21

 

La pesadilla de cualquier conductor es dejarse el coche cerrado con las llaves en su interior. Una situación que, en la mayoría de casos, nos obliga a recurrir a un cerrajero o romper un cristal para recuperar nuestra movilidad. Por fortuna, es posible abrir un coche sin llave, gracias a ciertos remedios caseros sencillos.

 

En un tiempo en el que abrir un coche con el móvil sigue siendo muy poco frecuente, dejarse las llaves dentro del coche no es algo extraño. En España, esta situación se produce en torno a unas 10.000 veces al año, lo que suele ser una alegría para los cerrajeros y las empresas de ayuda en carretera. Sin embargo, si eres tú el afectado, seguramente lo que te interese saber es cómo abrir un coche con las llaves dentro, precisamente para no tener que recurrir a estos profesionales.

Afortunadamente, existen algunas técnicas con las que abrir un coche sin llaves. Algunas de ellas requieren de ciertas herramientas, mientras que otras pueden ponerse en marcha con objetos cotidianos, así que no necesitarás de una rampa para coches ni de nada especial para proceder. Lo que sí resulta fundamental es armarse de paciencia, pues el proceso de apertura seguramente será complejo. Así que puedes olvidarte de lo que has visto en ese vídeo de Youtube donde te explican “cómo abrir un coche sin llave en 10 segundos”.

Por cierto, todos estos métodos están pensados para su uso sobre tu propio coche, por lo que si los usas para lo que no debes, es tu entera responsabilidad. Especialmente porque algunos de estos sistemas pueden causar que salte la alarma. No obstante, si tienes las llaves dentro, te será fácil desconectarla rápidamente. Dicho esto, pongámonos en faena para ver cómo abrir una puerta de coche atascada o cerrada cuando no tienes las llaves a mano.

 

1. La percha

Si quieres saber cómo abrir un coche con cierre centralizado sin llaves sigue leyendo, porque te desvelamos el “secreto”. Para proceder, necesitarás de una simple percha de alambre, de las que pueden desplegarse una vez desmontadas. Para proceder, será necesario estirar la percha hasta que la misma quede con la forma adecuada, que deberá ser alargada y conservando el gancho en la punta. Según la forma del vehículo, tendrás que ir moldeando el gancho a la forma necesaria para llegar a la zona de la maneta interior de apertura.

Una vez tienes la percha estirada, es momento de entrar en acción. Para abrir un coche con cierre centralizado, será necesario tirar un poco de la puerta e introducir la percha en el interior del habitáculo, acercando el gancho a la zona del bloqueo de las puertas. Una vez enganchado este, bastará con darle un tirón fuerte a la percha para liberar la puerta y acceder al interior.

Si tu coche es más antiguo, entonces te interesa meter la percha por el burlete exterior de la ventana, hasta que localices el mecanismo de bloqueo de la puerta. Una vez localizado, un simple tirón es lo que necesitas para abrir la puerta.

2. El cordón de zapato

Este sistema es similar al de la percha, aunque está recomendado para coches antiguos y que tengan seguro en la zona superior de la puerta. En este caso, es necesario hacer un pequeño lazo en mitad del cordón, que deberemos ir bajando por el interior de la puerta hasta la zona del seguro.

Una vez que tenemos ese seguro en medio de los lazos, basta con tirar de los extremos, para cerrar el nudo, y tirar hacia arriba de la cuerda, liberando así la puerta. Como puedes imaginarte, es un método que requiere de bastante maña y de unos cordones de un buen tamaño. No obstante, también es posible usar cualquier otra cuerda, siempre que no sea especialmente gruesa.

 

3. Varilla y destornillador

Similar al sistema de la percha es el de la varilla y el destornillador. En este caso, usaremos el destornillador para abrir un poco la puerta y dejar paso a la varilla metálica, con la que abriremos el bloqueo de puertas del vehículo y lograremos acceso al interior. Esta varilla debe tener un tamaño suficiente para nuestro cometido y conviene que coloquemos en su punta algún pañuelo, textil o similar, para no arañar tu coche durante el proceso. 

A la hora de poner en marcha este sistema, suele ser útil contar con la mejor multiherramienta que tengas a mano, pues los diferentes elementos que forman parte de la misma te ayudarán a acceder a esta zona interior con una mayor comodidad que un simple destornillador.

4. La pelota de tenis

Este modelo despierta ciertas controversias. Por un lado, porque poca gente suele estar por la calle con una pelota de tenis encima. Y por otro lado porque es un sistema que requiere de una mezcla de maña y fuerza algo compleja para tener éxito. Pero por probar, no se pierde nada. Como mucho, una simple pelota de tenis.

La idea es realizar un agujero en la pelota de tenis con cualquier herramienta. Este agujero debe tener tamaño suficiente como para alojar el ojo de la cerradura, aunque procurando lograr un cierre lo más hermético posible. Y es que la base en la que se sustenta este sistema requiere de una alta presión de aire, que generamos empujando la pelota de tenis una vez colocada en su lugar. La idea es que al empujar a la pelota causaremos un golpe de presión de tal calibre que se abrirá la puerta. Si lo consigues, no dudes en informarnos.

 

Cómo abrir un maletero desde dentro

Aunque es una situación muy poco frecuente, no queríamos cerrar nuestro artículo sin explicarte cómo abrir un maletero desde dentro.  En muchos coches americanos existe un tirador de color fosforescente, que permite abrir el maletero desde el interior. También es posible abrir el maletero si el vehículo tiene un sistema de apertura desde el asiento del conductor. Este mecanismo usa un cable, así que “solo” hay que desmontar la parte del maletero del lado del conductor, buscar el cable y tirar. Como alternativa, si no puedes abrirlo, siempre puedes forzar los asientos hacia adelante o bien levantar la bandeja del maletero y salir por aquí, en los vehículos que lo permitan.

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments