Última actualización: 14.12.19

 

Desde hace un par de años se está utilizando en la mayoría de coches un sistema conocido como start/stop, que posterga el desgaste de los componentes de la batería del coche, si esta es de alto rendimiento, a través de un sistema tecnológico que trae beneficios, pero que al mismo tiempo tiene sus limitantes.

 

Hoy en día los coches están equipados con un montón de funciones tecnológicas que mejoran la experiencia al conducir, a través de dispositivos que amplían la gama de entretenimiento en el coche, pero que también requieren de un mayor consumo de energía, pues son parte del sistema eléctrico.

Todo este equipamiento de los vehículos favorece a los conductores. Sin embargo, se trata de un arma de doble filo, porque al generar mayor demanda eléctrica, habrá un elevado desgaste en los componentes que integran la batería. De hecho, si no es una batería de coche de alto rendimiento y calidad, es posible que muchas de las funciones se vean limitadas.

Ante todo este escenario ha aparecido el sistema de arranque y parada automático, también conocido como sistema start/stop, un mecanismo que ha sido incorporado en un gran número de coches de diferentes marcas y modelos de data reciente. Aunque tiene múltiples ventajas, sobre todo en lo referente a un menor desgaste y esfuerzo del coche y su batería, también tiene necesidades específicas que es bueno tener en cuenta para que su rendimiento sea alto. 

 

Baterías para un alto rendimiento

El mercado automotriz ha ido cambiando conforme pasan los años para adaptarse a las nuevas exigencias de los conductores y del mundo. Por un lado, se hace necesario que los coches emitan menos gases contaminantes para proteger al planeta y darle un respiro, mientras que por otro, cada vez incorporan más propiedades que mejoran su rendimiento, pero al mismo tiempo le exigen un esfuerzo extra a las baterías.  

En el caso del sistema de arranque y parada automático, está incorporado en casi todos los coches nuevos que han salido al mercado desde el 2013. Los beneficios son muchos y su uso es cada vez más evidenciado. Recientemente, un estudio realizado por TomTom explicaba que el uso de este dispositivo estaba siendo positivo en muchas ciudades de Europa, figurando Madrid y Barcelona entre los primeros puestos de una lista de 50 ciudades. 

En el caso de este sistema, requiere una batería específica, así que los coches que lo incorporen no podrán usar baterías convencionales, sino que es necesario que sean modelos más potentes y de mayor capacidad. 

De acuerdo con los expertos, el sistema de arranque y parada automático es útil para las grandes ciudades que presentan problemas de circulación vehicular y tráfico pesado, lo que lleva a que el conductor deba detener el coche de forma regular.

Por ejemplo, Norauto, una cadena para el mantenimiento y equipamiento de vehículos, es una de las empresas que intenta concienciar a los conductores sobre la importancia de que se adquieran baterías acordes a las demandas de los coches y que provean un adecuado rendimiento, para que el coche pueda ejecutar la función de start/stop sin mayor complejidad o esfuerzo para el motor. 

Aunque se trata de una acción que sucede en cuestión de segundos, para los coches detener, arrancar, apagar y acelerar suponen un gran esfuerzo que hacen regularmente. Por ello, las baterías con especificaciones aptas para start/stop están equipadas con componentes que permiten que este sistema se active y funcione de forma eficiente. 

 

El rol de la batería para el coche

En este sentido, es necesario tomar en cuenta algunas consideraciones para sacar el mejor provecho a las posibilidades que brindan los coches nuevos y las baterías de alta potencia. 

En primer lugar, es necesario que el conductor esté consciente de que la batería es lo que genera el poder de todo el sistema eléctrico del vehículo. Esta pieza, que va en el motor del coche, es la encargada de proveer la energía para funciones básicas, que van desde el arranque hasta todo el sistema eléctrico y de entretenimiento del coche, como radio, pantallas, GPS, luces, entre otras. 

Para que todas estas funciones se mantengan activas y para que exista un suministro regular para las demás opciones durante el proceso de arranque y parada, la batería debe tener una alta capacidad y potencia. En suma, la función de estas baterías no es solo encender y apagar el coche, sino prolongar el funcionamiento de todos los sistemas. 

 

 

Si te preguntas cuál es la mejor batería de coche del mercado, es posible que la respuesta sea una diseñada para este sistema, porque son equipos más eficientes, potentes y con mayor capacidad. 

Dentro de la gama de alternativas, estas baterías de coche pueden ser del tipo enhanced flooded battery, con un rendimiento elevado, si se compara con las de plomo ácido o absorbent glass mat, que están equipadas con una tecnología de fibra de vidrio, que se encuentra entre las más avanzadas del mercado. 

A la hora de seleccionar el mejor modelo de batería para el coche conviene consultar con un mecánico o especialista, que aconseje qué tipo es el adecuado para el modelo específico del coche, considerando variables como demanda eléctrica y equipamiento del coche.

Si se quiere que la batería tenga un adecuado rendimiento en el coche, es necesario que el usuario esté al tanto de que su vehículo cuenta con este sistema. Por ello, si se ignora esta información, lo más prudente es consultar el manual de instrucciones del fabricante. 

Otro aspecto importante que se debe tener en cuenta es que si la batería se llega a descargar y posee una pieza de batería start/stop, solo debe ser cargada con un modelo del mismo tipo, no con una batería convencional, porque el mecanismo de conexión de las pinzas es diferente. 

Finalmente, para los coches que incorporan el sistema de arranque y parada automático, se aconseja que sea un profesional quien cambie la batería cuando sea necesario, para así asegurar que se hará de forma idónea.