Última actualización: 14.12.19

 

Si en medio de la carretera el coche se ha quedado sin batería o si al encenderlo una mañana simplemente no arranca, esto puede significar que la batería se ha descargado. Para beneficio de muchos, el problema puede ser sencillo de resolver y quizás no amerite el reemplazo de la batería de coche. 

 

Una de las fallas que suele presentarse con mayor regularidad en el coche es algún desperfecto de la parte eléctrica, que suele estar ligado con el funcionamiento y rendimiento de la batería. De modo que cualquiera que posea un vehículo está expuesto a quedarse sin batería en algún momento de la ruta. 

Cuando un coche se queda sin batería, deja de pasar electricidad al motor de arranque, que se queda con una baja potencia, por lo que no se podrá encender el vehículo. Sin embargo, si la batería no está estropeada, hay algunos métodos versátiles con los que se puede encender el coche y circular por un buen trayecto.

Uno de los métodos más comunes es utilizando pinzas. Para esto, es necesario contar con otro coche y con una batería que pueda pasar su potencia hacia la del vehículo que se haya quedado sin carga. Otra forma menos dependiente es a través de un arrancador portátil, mientras que, en algunos casos, un simple empujón bastará. 

Una realidad es que la batería de coche tiene una vida útil específica y eventualmente esta acabará. Aunque las baterías puedan servir durante 10 años, poco a poco se van degradando y presentando fallas que suelen ser silenciosas. Para que una batería comience a mostrar signos de desgaste, basta con intentar encender el coche un día frío y que este no arranque. De igual modo, dejar las luces encendidas cuando no es necesario también posibilita que la batería se descargue.

Sin embargo, aunque la batería tenga poca potencia, una vez que el motor ha encendido, será el alternador el que se encargue de proveer la energía eléctrica para el funcionamiento del coche, a través de un voltaje constante que proviene de la batería entre los 13 y los 15 voltios. 

Aunque la batería es uno de los elementos más sencillos de cambiar o reparar, hay quienes no poseen conocimientos sobre mecánica y, si el coche presenta fallos estando en una zona peligrosa, no será un buen plan comenzar a aprenderlos en ese momento. Por ello, lo adecuado es llamar al servicio de asistencia técnica para que envíe una grúa.

 

 

Al contar con la ayuda del asistente se presentan dos alternativas: por un lado, se intentará encender el coche con algún arrancador portátil o con las pinzas. Si enciende, no se podrá apagar el vehículo y es necesario conducir durante más de 30 minutos para que el alternador regrese la carga a la batería. Si no enciende, será necesario llevar el coche en grúa hasta el taller para reemplazarla. 

Si se busca evitar llamar al seguro y se cuenta con pinzas de batería en el coche, será posible encenderlo, pero es necesario que se solicite la ayuda de otro coche, ya sea llamando a un amigo que se acerque hasta el lugar o pidiendo a otro conductor que se detenga. 

Aunque este es un mecanismo eficiente, no está recomendado para vehículos de última generación. De modo que si se trata de un coche con más de 15 años en el mercado, no habrá ningún problema. Si es de los más nuevos, aunque posea la mejor batería de coche del mercado, esto no impedirá que los picos de tensión puedan estropear el sistema eléctrico y averiar sensores, siendo entonces poco recomendado y una técnica que solo debe aplicarse en caso de emergencia. 

Para los coches nuevos, la solución sería hacer uso de arrancadores portátiles. Estos dispositivos están equipados con reguladores electrónicos que evitan que se generen picos de tensión. 

 

Cuidado con las pinzas

En el caso de usar pinzas, es necesario que antes de conectar te asegures de que estas sean de buena calidad y con cables gruesos, así como con una longitud suficiente para hacer la conexión entre ambos coches de forma cómoda y segura. 

En este caso, el orden de los factores sí afecta el producto, de modo que lo primero es conectar el cable rojo a la polaridad positiva de la batería cargada y después el otro extremo de este cable debe ir debe ir a la polaridad positiva de la batería descargada.  Seguidamente, se debe conectar la pinza de color negro en la polaridad negativa de la batería cargada, mientras que el otro extremo de este cable debe ir hacia el borne negativo del coche con la batería descargada.

Posteriormente, se debe encender el coche con la batería cargada y se debe mantener el motor a unas dos mil revoluciones por minuto. Después, se debe accionar el arranque del coche descargado y, tras unos segundos, se encenderá. 

 

 

Luego de haber encendido el coche es necesario desconectar las pinzas. Para hacerlo, se debe seguir un orden inverso al de la primera conexión. Durante este procedimiento se debe ser cuidadoso y evitar que las piezas metálicas tengan contacto. 

Si este mecanismo no dió resultado, no se debe insistir. De modo que si ya han pasado unos segundos y el arranque no ocurre, es necesario dejarlo, porque esto podría traer consecuencias mayores, como el recalentamiento de los cables del arranque o un cortocircuito.

Una opción menos compleja es a través de un arrancador portátil, solo que se debe contar con este equipo a mano para poder hacer uso de él y uno de los grandes problemas es que la gran mayoría de las personas no lo posee porque no lo ha necesitado.

Estos dispositivos son una especie de baterías de repuesto con alta capacidad e intensidad, con una estructura con dos pinzas. Esas pinzas se deben conectar a la batería descargada y encender el dispositivo. Después, se podrá arrancar el motor y seguidamente se debe retirar la pinza roja, seguido de la negra.

Una de las ventajas de estos dispositivos portátiles es que además de servir para arrancar un coche con batería descargada, también son aptos para cargar equipos móviles y tabletas. La capacidad de estos dispositivos varía de acuerdo al modelo y marca, en potencias que van desde los 8.000 hasta los 20.000 mAh. De igual modo, algunos modelos incorporan varios puertos USB y linternas con bombillas LED.