Última actualización: 14.10.19

 

La lluvia no debe ser la causante de que te quedes en casa, sin embargo, es imprescindible tomar las precauciones necesarias si deseas desplazarte en coche o en motocicleta. Siguiendo ciertos consejos podrás evitar accidentes en la vía.

 

No importa si te desplazas por la ciudad en motocicleta, bici o coche… nadie está exento de tener un accidente por conducir sin ningún tipo de precaución. La conducción no es un tema que hay que tomarse a la ligera, pues muchos accidentes pueden darse si la persona al volante no está preparada para hacerlo y, por esa razón, la licencia de conducir es un requisito obligatorio en todos los países del mundo.

A pesar de todas las exigencias requeridas para poder ser chofer de cualquier tipo de coche, hasta el conductor más experimentado del mundo puede ser víctima de un accidente automovilístico cuando es afectado por condiciones meteorológicas adversas que dificulten el proceso de conducir, como lo es la lluvia. Debido a esto, sin importar tu nivel de instrucción, siempre debes tomar cada una de las precauciones necesarias para evitar tener accidentes y, después de hacerlo, seguir conduciendo con todo el cuidado que puedas.

 

Las lluvias y la conducción

Los coches y las motocicletas más modernas vienen con sistemas de frenado, tracción y control de la más novedosa tecnología, sin embargo, cuando la lluvia hace contacto con el asfalto, las probabilidades de que hayan problemas aumentan.

Según expertos, cuando hay lluvia, el número de accidentes crece en un 8%. Una de las primeras causas es la falta de control que pueden experimentar los conductores por un mal derrape y deslizamiento sobre el asfalto mojado, que suele ser bastante resbaladizo y propiciar estos inconvenientes. Sin embargo, la lluvia puede generar otros problemas que también pueden provocar accidentes.

Una cantidad excesiva de agua en el parabrisas minimiza la visibilidad y esto puede propiciar siniestros, pues el conductor no tiene una visión completa de lo que se encuentra a su alrededor.

Al conducir, disminuye la velocidad e intenta desplazarte de la forma más segura posible. Si, además, sigues otras medidas de seguridad, el riesgo de sufrir accidentes se convierte menor y te permite desplazarte con más tranquilidad.

 

Conduce tu moto

Un accidente en coche puede tener consecuencias nefastas, pero, usualmente, son los motociclistas los más afectados por estas situaciones. Las motos, al ser más rápidas y ligeras, pueden perder el control con mayor facilidad y, al conductor estar descubierto, las heridas suelen ser más graves.

Si tienes esto en cuenta, lo pensarás dos veces antes de hacer maniobras riesgosas o conducir a altas velocidades sin seguir las normas para tráfico. Con la lluvia, toma medidas más extensas.

 

 

1)  Vístete de forma adecuada

¿Saldrías en una nevada con sandalias y shorts? Probablemente no, pues existe la ropa especial para invierno y, para tu seguridad, la lluvia también requiere de vestimenta adecuada.

Intenta que cada pieza que utilices sea impermeable, como tu chaqueta y guantes, incluso los pantalones. Además de eso, presta especial atención al casco. Adquiere uno que venga con visera y, si es posible, sea apto para el uso de limpiaparabrisas o de sustancias que prevengan el empañamiento.

Adicionalmente, no olvides añadir material reflectante en tu atuendo. De esa manera, será más fácil que las personas te vean cuando el ambiente está oscuro.

 

2)  Mantén el cuidado de tu moto

Mantén a tu moto siempre en buen estado y, si es necesario llevarla al mecánico, no dudes en hacerlo. Tener cada pieza en óptimo funcionamiento prevendrá que alguna de estas falle en el momento que más lo necesites.

Asegúrate que tus frenos funcionen de forma adecuada, al igual que los faros. Los primeros para darte un tiempo correcto de reacción en caso de tener que frenar de manera inesperada, mientras que los segundos te ayudan a ver mejor y a ser visto por otras personas.

 

3)  Conduce de forma inteligente

No alcances grandes velocidades al desplazarte y mantén una distancia adecuada entre las demás personas. Evita siempre pasar sobre pasos peatonales, alcantarillas o cualquier otra cosa que pueda hacerte perder estabilidad.

Recuerda pasar cada curva con el espacio suficiente para evitar caídas o golpes.

 

4)  Revisa la batería

 En temporadas lluviosas, la mayoría de las veces, la temperatura baja y esto puede tener un impacto negativo en la batería. Revísala y asegúrate de que esté en buen estado, para evitar que la moto se apague repentinamente.

 

 

Sal en coche

Si en vez de desplazarte en motocicleta lo haces en coche, las medidas de seguridad no afectarán tanto tu forma de vestir, sino cómo conducir el vehículo.

 

1)  Aquaplaning: La pérdida del control

Muchas veces, sin importar la modernidad del coche, el agua en el asfalto puede más y es causante de accidentes. Los frenos pueden fallar, el coche puede derrapar y puede terminar dando vueltas en la vía o propiciando choques.

Intenta evitar, en la medida de lo posible, pasar por lugares con marcas en la vía, como los pasos peatonales, y circula siempre por los lugares “más secos”.

 

2)  El tipo de frenado

La manera recomendada de frenar adecuadamente cambia entre un coche u otro. El aspecto que determina el cómo se debe frenar es la tecnología ABS.

Esta característica es un sistema de asistencia de coches modernos que permite tener control del volante a pesar de frenar a fondo, por lo tanto, si este es tu caso, pisa el freno con fuerza. Sin embargo, si tu coche no cuenta con este sistema, deberás frenar poco a poco, pues, de lo contrario, los neumáticos derraparán.

 

3)  Parabrisas

Tómate tu tiempo decidiendo qué limpiaparabrisas comprar para que obtengas el mejor y tu parabrisas se mantenga limpio y despejado. Tener buena visión es primordial para conducir de forma segura.

Añade unos buenos faros antiniebla y regulares para iluminar tu camino cuando llegue la lluvia y lograr que tu visibilidad siga siendo óptima.

 

4)  Neumáticos

Los neumáticos son los pies de tu coche y, si deseas estabilidad, debes mantenerlos en excelentes condiciones. Presta atención a las marcas y asegúrate que no estén lisos. De lo contrario, el agarre será nulo y el deslizamiento será más sencillo. 

Tener en cuenta estas recomendaciones no solo podría salvar tu vida, sino la de todos los demás. Por lo que es importante seguirlas para prevenir accidentes viales.