Última actualización: 16.11.19

 

Todos los coches usan alfombrillas que protegen el suelo del auto y evitan que la suciedad llegue al suelo. Sin embargo, de acuerdo al modelo de coche hay un tipo específico que se ajusta al tamaño, forma e incluso material. Por ello, es adecuado que el conductor conozca las diferentes consideraciones para analizar.

 

Cuando de coche se trata, hay muchos elementos que se deben considerar, desde los repuestos que pondrán a funcionar la parte mecánica, hasta accesorios que mejorarán la vida útil y conservarán en mejor estado el vehículo. En este último segmento entran las alfombrillas para coche, unos accesorios sencillos, pero cuya elección puede llegar a ser complicada. 

Para adquirir uno de estos, es necesario identificar algunas propiedades, a fin de que la compra sea eficiente y adecuada para el modelo de coche. Por ejemplo, en los supermercados y tiendas departamentales venden estos accesorios y son muchos quienes los miran con desconfianza porque desconocen sus propiedades, al tiempo que ignoran si se trata de un modelo conveniente para su coche. Lo mismo ocurre en lo referente a las ventas por internet, pues son muchas las personas que hacen búsquedas, pero pocas las que se aventuran a comprar, porque no pueden ver, tocar o analizar la calidad.

 

Una elección eficiente

Una forma para solventar este problema es conocer los atributos más resaltantes de las alfombrillas que se venden en grandes almacenes, por internet e incluso en las casas de repuestos y accesorios para coche. Es posible conseguir calidad a un precio competitivo; solo es necesario buscar y saber hacerlo.

En el caso de las alfombrillas que se venden en las tiendas departamentales, suelen ser modelos de corte universal. Esto se debe a que intentan tener un tamaño y forma que se amolden a un gran número de modelos de coches, por lo que quedarán como diseñadas a medida para algunos y un poco cortas para otros. 

Por lo general, estas alfombrillas para coche llevan en alguna parte del paquete los modelos de coches con los que son compatibles en relación a marca, modelo y año. Un aspecto positivo en relación a esta opción es que son muchos los supermercados y tiendas departamentales que permiten devoluciones, de modo que si el tamaño y forma no se ajustan, es posible cambiarlas luego por otras que se adecúen mejor. 

De cualquier modo, para evitar inconvenientes, lo apropiado antes de aventurarse a comprar una de estas es preguntar en el almacén a uno de los dependientes si aceptan devoluciones.

 

 

De ser así, podrás probar la alternativa seleccionada en el coche sin tener que perder dinero. Eso sí, es importante que se cuide el estado de las alfombrillas y se evite que se manchen o estropeen, porque en ese caso no habrá ninguna devolución.

A la hora de comprar por internet, las opciones se incrementan y se pueden conseguir cualquier tipo de alfombrillas en relación a la forma, tamaño e incluso los materiales. Una de las principales dudas de los clientes en este tipo de compras es que no pueden ver y tocar para descifrar si se trata de la mejor alfombrilla para coche del mercado.

Sin embargo, hay maneras para asegurar las compras. Por lo general, en las ventas por internet son muy específicos sobre las propiedades del producto y adicionalmente se tienen las referencias de otros compradores. Por ello, también es recomendable que se seleccionen opciones que vayan acorde a las necesidades del coche. Por ejemplo, tal como se especificó anteriormente, hay que delimitar marca, modelo, versión y año. Esta categorización será lo que permitirá que el modelo se ajuste al coche.

En el caso de las compras por internet, si no se logra conseguir el modelo especifico, que puede pasar por ser un modelo viejo, es mejor no apostar e ir a lo seguro en una tienda física, donde se pueda comprobar que la alfombrilla es adecuada para el coche. 

Una recomendación es tener a la mano una fotografía de las alfombrillas en el móvil, pues esto permitirá que se pueda comprobar la forma y reducir las dudas. Otro consejo prudente es que se tomen las medidas de las alfombrillas. De este modo, es posible comprar los modelos universales.

 

Analizar y comparar sirve para ahorrar 

Como en todos los productos, estos accesorios están fabricados en diferentes materiales, que varían a razón del precio y de la calidad. De acuerdo al fabricante y al modelo, se pueden conseguir en el mercado alfombrillas para coche de moqueta, PVC, cuero, goma, entre otras. 

Según los expertos, una de las alternativas más convenientes para los coches es la fabricada en moqueta, porque resulta una opción cómoda y fácil de limpiar. En el amplio mercado de alfombrillas también se pueden conseguir modelos en PVC con efecto metalizado. Sin embargo, es necesario que se tenga en cuenta que este efecto desaparecerá al poco tiempo de uso si hay roces. En este sentido, el PVC solo es adecuado cuando no tiene revestimientos con materiales que al final terminarán dando una apariencia desgastada de color. 

 

 

Dentro de las alternativas, también es posible encontrar modelos con sujeción y otros que no la requieren. En el primer caso, son adecuados porque se mantendrán fijos. En el segundo, si se mueven mucho, pueden causar inconvenientes. 

Por ejemplo, pueden arrugarse justo detrás del embrague, lo que evitará que se presione al máximo; lo mismo en el caso de los pedales del freno y el acelerador. Una recomendación para evitar situaciones que expongan al peligro durante la conducción es utilizar velcro industrial, pues de esta forma la alfombrilla no se moverá con facilidad. 

 

La limpieza siempre es importante

Sabiendo que las alfombrillas tendrán cierto nivel de exposición a la suciedad dentro del coche, al momento de elegir es importante orientarse por modelos que resulten fáciles de limpiar, para que de este modo no tengas que dedicar tanto tiempo a dicha tarea. 

Como ves, elegir una alfombrilla para tu coche va mucho más allá de aspectos básicos como el diseño, así que ten siempre en cuenta estas recomendaciones para obtener una mejor experiencia de uso con este importante accesorio.