Última actualización: 14.12.19

 

Alrededor del mundo, las cifras más altas de accidentes automovilísticos se dan cuando se encuentra lloviznando o lloviendo. Seguir estos consejos podría ayudarte a preservar tu vida y también la de otros, evitando accidentes que puedan tener fatales consecuencias, sin necesidad de dejar de conducir cuando lo necesites.

 

Cuando llueve, es recomendable quedarse en casa. Los cambios de temperatura pueden causar resfriados, puedes mojarte y arruinar tu ropa, además de que es inseguro por muchas cosas. Sin embargo, la mayoría de las veces es necesario continuar con la rutina diaria, a pesar de las lluvias torrenciales o las lloviznas.

Algunos piensan que es más seguro conducir, para evitar que les caiga un rayo encima al caminar, sin embargo, mientras que la probabilidad de que te alcance un rayo en una tormenta es de 1 en 3.000.000, miles de personas alrededor del mundo mueren en accidentes de coche anualmente. Por esa razón, es necesario que te protejas contras estos, tomando las precauciones necesarias para evitarlos a toda costa.

 

1)  Mantén tu limpiaparabrisas en buen estado

El limpiaparabrisas es el encargado de mantener tu parabrisas despejado en todo momento para que tu visibilidad no se vea comprometida debido a las fuertes lluvias. Es necesario que siempre esté limpio, pues, de lo contrario, al tocar el agua y moverse, extenderá la suciedad.

Además de eso, busca líquidos de la mejor marca de limpiaparabrisas que puedas encontrar, pues estos suelen tener anticongelante para lidiar con el frío, cuando llueve con temperaturas bajas. De esa manera, podrás manejar sin perder la visión total de tu entorno.

 

2)  Verifica la tracción de los neumáticos

Nunca transites la vía con un coche que tenga los neumáticos desgastados, pues es imposible predecir en qué momento puedas necesitar unos neumáticos en perfecto estado para evitar accidentes.

La tracción y agarre evitarán que el coche derrape o se deslice en la calzada, resbaladiza por el agua. Asegúrate de que los neumáticos tengan la presión correcta.

 

 

3)  No te olvides de las luces del coche

Mantener las luces del coche encendidas cuando hay mucha lluvia y, además, está muy nublado o está oscureciendo no solo te permitirá ver mejor a dónde vas, sino que también alertará a otros coches de tu presencia para que estos no choquen con el tuyo por accidente.

Presta atención a las luces de otras personas también para saber dónde se encuentran y respetar su espacio. Para mayor efectividad, toma otra precaución y aléjate de los coches manteniendo una distancia de seguridad el doble de lo normal. Así, incluso si no logras ver el coche desde lejos, tendrás más oportunidades de frenar.

Verifica cada faro, incluyendo las luces antiniebla y, si alguna no funciona de forma correcta, reemplázala.

 

4)  Reduce la velocidad y mantente alerta a las marcas viales

Cuando el pavimento está seco, las marcas en las carreteras sirven como señalizaciones que te ayudarán a respetar ciertos espacios y estar siempre seguro, al igual que quienes compartan la carretera contigo. Sin embargo, en tiempos de lluvia, estas marcas se vuelven más resbaladizas que el asfalto y es mucho más probable que pierdas el control al pasar sobre ellas, especialmente si te desplazas a grandes velocidades.

La velocidad, además de hacerte más propenso a perder el control de tu coche en estas circunstancias, también aumentará la cantidad de agua que caiga en tu parabrisas, afectando tu rango de visión. Esto último, además de hacer que el limpiaparabrisas seque con menor rapidez a la que el parabrisas se moja, también puede hacer que este pequeño artículo se dañe debido al esfuerzo.

 

5)  Utiliza el aire acondicionado

Cuando llueve, es imposible abrir las ventanas, pues estarás totalmente cubierto en agua en segundos. El aire acondicionado del coche, además de darte un ambiente agradable, tiene modos que permiten disminuir la cantidad de vaho en el interior, que puede nublar el parabrisas. De esa manera, el parabrisas estará libre de vaho y podrás ver mejor.

 

 

6)  No pases nunca por lugares inundados

Es común ver zonas inundadas en la vía cuando hay lluvias extremadamente fuertes. En el peor de los casos, dicha área inundada puede ser la que necesitas pasar para llegar rápido a tu lugar de trabajo, sin embargo, siempre intenta conseguir vías alternas y bajo ninguna circunstancia atravieses la acumulación de agua con tu coche.

El coche, primeramente, podría inundarse si hay una puerta o ventana mal cerrada. Además, al no tener un agarre firme al suelo, corres el riesgo de perder el control y quedar a merced de la fuerza del agua.

Por si esto fuera poco, recuerda que no puedes ver el suelo. Es decir, no sabes si la lluvia arrastró desechos que fueron a parar allí o si la vía tiene baches que puedan dañar a tu coche.

Los riesgos son muy grandes para solamente ahorrar unos minutos de tu tiempo. Es mejor llegar un poco tarde que tener una pérdida material tan grande y, además, comprometer tu seguridad.

 

7)  Ten cuidado al cambiar de vía o adelantar a las personas

Mantén extrema precaución al momento de hacer cambios de un lado a otro o adelantar a personas más lentas que tú. Recuerda que los demás conductores también sufren de menor visibilidad por la lluvia y que, al igual que tú, pueden perder control de su coche por accidente.

Los cambios bruscos pueden hacer que el tiempo de reacción de los conductores se vea comprometido debido a lo arriba mencionado, lo cual puede terminar en un accidente que te dañará a ti y también a ellos.

Sigue las normas de tránsito al andar y haz todo movimiento meticulosamente, con antelación y solo si es estrictamente necesario. Si no, mantente en tu lugar y sigue el camino a baja velocidad.

 

8) Cinturón de seguridad

Esto es una normativa para cualquier momento en el que te subas a un coche, llueva o no, sin embargo, muchas personas no se colocan el cinturón de seguridad. Esta pequeña pieza puede salvar tu vida y, por eso, es imperativo que la utilices.

No esperes un accidente para actuar, toma medidas de precaución para evitar que esto pase.