Última actualización: 07.07.20

 

La limpieza de un coche es una tarea que puedes hacer por tu cuenta, sobre todo si quieres ahorrarte el gasto que involucra el llevar tu coche a un autolavado. Por lo tanto, adquirir un aspirador para coche es una alternativa ideal para estos casos. Ahora lo único que debes hacer es elegir entre un modelo con cable y uno sin cable.

 

El mantenimiento y limpieza de un coche es una tarea que habla mucho de la personalidad de los conductores, por lo que muchos usuarios se preocupan por tener un vehículo completamente limpio tanto por el exterior como por el interior. Sin embargo, son muchos los que prefieren hacer la tarea de limpieza por su cuenta, de manera que puedan ahorrarse el gasto que involucra el llevar su vehículo a una estación de servicio o autolavado constantemente, el cual puede llegar a representar una inversión considerablemente elevada a largo plazo.

Por lo tanto, para ayudarse a mantener el coche limpio y libre de polvo, la mayoría de los usuarios recomiendan el uso de un aspirador, herramienta realmente práctica y eficiente para realizar esta tarea de forma óptima. Por lo tanto, si estás empezando a plantearte adquirir uno, pero no sabes qué aspirador comprar (verifica en este enlace algunas opciones de compra), te recomendamos leer este artículo, en el cual te explicamos cuáles son las características más importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir entre un modelo con cable y uno inalámbrico.

Ventajas y desventajas 

Así sea que estés buscando un aspirador para mantener el interior de tu coche limpio o para aspirar el polvo y suciedad de tu casa, sin ninguna duda, los modelos inalámbricos son uno de los mejores avances que los fabricantes han llegado a presentar.

En la actualidad, se está viviendo una época cuando todos los dispositivos eléctricos se están deshaciendo de los cables de alimentación o interconexión, de manera que la tecnología inalámbrica ha cambiado la forma en la que utilizábamos una gran cantidad de herramientas y muchos otros aparatos, brindando una gran cantidad de ventajas a los usuarios.

Así mismo ha ocurrido con los aspirados para coche, los cuales han sufrido un cambio para bien, ya que la ventaja principal es que evitan que nos enredemos con los molestos cables que los modelos tradicionales utilizan para enchufarse a la toma de corriente, intentando extender su longitud cada día más, consiguiendo algunas veces algo de ayuda, pero muchas otras lo que realmente logran es aumentar el nivel de incomodidad. Por lo tanto, podemos afirmar que un aspirador sin cable nos permitirá movernos con mayor libertad, haciendo que logramos acceder a todas las zonas del vehículo sin necesidad de estar desconectando y conectando el aparato en los enchufes.

Esto nos lleva a otro punto favorable que destaca en este tipo de aspiradores: la falta de un cable de alimentación nos elimina la necesidad de preocuparnos del lugar en dónde vamos a realizar el trabajo de limpieza. Por lo tanto, no es necesario estar atento de que el espacio que vamos a utilizar para aparcar el coche y aspirarlo cuente con tomas de corriente disponibles y lo suficientemente cerca para conseguir acceder al vehículo fácilmente. Claro, muchos dirán “pero la mayoría de aspiradores para coche se pueden conectar a la toma del encendedor de cigarrillos”, sin embargo, con estos modelos sucede que la longitud del cable algunas veces no nos deja llegar a zonas como el maletero fácilmente y son dispositivos realmente incómodos de maniobrar.

Un aspirador inalámbrico nos permitirá limpiar nuestro vehículo en cualquier lugar, ya sea la casa o el aparcamiento, además de que evitaremos darle un tirón desafortunado al cable que pueda dañar el enchufe y el cable. Así mismo, son aparatos muy versátiles, ya que muchos permiten ser utilizados para limpiar también algunas partes del hogar, además de ser realmente cómodos para guardar en espacios reducidos o llevarlos siempre en el maletero del coche.

El tema de la batería y su autonomía va quedando cada vez más superado, ya que, si bien los primeros modelos que había en el mercado presentaban el inconveniente de que su autonomía era reducida, los avances tecnológicos han permitido que los más recientes y modernos destaquen tanto por su carga en tiempo récord como por su autonomía de casi una hora de uso, según el modelo. Además de que se han vuelto dispositivos más livianos y con estética y diseño moderno y elegante, brindando un uso ergonómico y cómodo gracias a los materiales de fabricación que utilizan.

Sin embargo, muchos usuarios prefieren no estar preocupándose por la carga del equipo cada cierto tiempo, por lo que se pueden quedar sin fuerza a medio camino en el trabajo. Este es uno de los principales inconvenientes que podrían tener los aspiradores inalámbricos, aunque, como hemos dicho anteriormente, los fabricantes están constantemente tratando de cubrir este punto.

Pero, el principal problema que pueden tener los aspiradores sin cable es en cuanto su potencia. Hay que resaltar que, por más que los fabricantes han venido mejorando ese aspecto, es claro que los aspiradores con cable son considerablemente más potentes. Mientras estos pueden llegar a tener una potencia de 700 a 800 vatios, los inalámbricos van de 150 a 400 vatios. Esta clara diferencia hace que unos puedan limpiar de manera más profunda que los otros, por lo que algunos usuarios siguen inclinándose por los aspiradores con cable.

Finalmente, en vista de que un grupo de usuarios aún mantiene la preferencia sobre estos modelos, los aspiradores con cable no han salido del mercado del todo, por lo que los fabricantes han seguido desarrollando cada vez mejores modelos con diseño práctico y más ergonómicos, buscando mantener ese mercado latente. Por lo tanto, determinar qué es mejor entre un aspirador con cable o uno inalámbrico es algo que cada usuario deberá determinar según el uso que le vaya a dar y sus necesidades específicas.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments