Última actualización: 30.04.21

 

Los coches americanos destacan por su potencia y por su estilo, son coches diseñados para que te gires a mirarlos cuando pasan. Los deportivos americanos se han convertido en auténticas leyendas del mundo del motor, con nombres que todo fanático de la automoción es capaz de reconocer. Estos son algunos de los mejores modelos que existen.

 

Los muscle cars americanos son coches deportivos con una enorme potencia. Se trata de un estilo de coche puramente norteamericano, lejos de los diseños y los motores europeos y asiáticos. Se trata de auténticas bestias de la carretera, pensadas para las amplias y solitarias carreteras americanas donde el horizonte parece ser infinito.

Encontrar un muscle car en España es algo complicado, ya que estos coches rara vez se comercializan fuera del mercado americano. Sin embargo, de vez en cuando es posible toparse con alguna de estas maravillas en nuestras carreteras. Se trata de coches de importación, traídos desde EEUU por algún fanático de la automoción. 

Sin embargo, en muy pocas ocasiones es posible disfrutar de estos coches americanos antiguos y clásicos. Para los amantes de los muscle cars, a continuación mencionaremos los diez mejores modelos de todos los tiempos, según nuestra perspectiva.

1. Chevrolet Chevelle SS 454 de 1970

Para muchos, este es el mejor coche de la historia. Inmortalizado en cientos de películas y series de televisión. Se trata del primer muscle car de la mítica marca de coches americana. Lo que hizo popular y diferente a este modelo fue el V8, un propulsor de gasolina con 7,5 litros y 456 CV, una auténtica animalada. Como no podía ser de otra forma, era un coche muy rápido, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 5 segundos.

2. Ford Shelby Mustang GT-350 de 1965

Otro muscle car icónico, el modelo de 1968 es el coche que conducía Steve MacQueen en la película “Bullitt”. Una auténtica bestia de carretera, la versión más alta de este coche disponía de un motor V8 de 4,7 litros y 310 CV. En sus dos primeros años de vida, Ford vendió más de 2 millones de unidades de este icono.

3. Chevrolet Camaro Z/28 de 1967

El Camaro Z/28 de Chevrolet fue la respuesta de la marca al tremendo éxito del Shelby Mustang de Ford. Este coche contaba con diversas alternativas de diseño y motor. Una de las más vendidas fue la tope de gama, con motor V8 de 6,5 litros, con una potencia total de 380 CV.

4. Pontiac GTO de 1964

Uno de los primeros muscle car de la historia. Aunque parecía un tanque por fuera, por dentro era un cohete, con 8 cilindros en V dentro de un motor de 6,4 litros, capaz de desafiar los radares de la policía gracias a una potencia máxima de 353 CV, con la que podía acelerar de 0 a 100 Km/h en 5 con 7 segundos.

5. Oldsmobile Rocket 88 de 1949

Si el anterior coche era el padre de los muscle cars, el de Oldsmobile podría ser su abuelo. Se trata de uno de los primeros modelos con un motor de bloque 5.0 y 8 cilindros montados en V. A pesar de su imponente apariencia y de su motor, solo alcanzaba una potencia máxima de 140 CV.

6. Plymouth Hemi Cuda de 1971

Uno de los muscle car menos conocido, en parte por el éxito de los Mustang. Sin embargo, es toda una bestia. Con un diseño muy americano, de chasis ancho y faros en línea, escondía un motor V8 de 7 litros, capaz de pasar de 0 a 100 en menos de 6 segundos, gracias a sus 431 CV de potencia máxima.

7. Chevrolet Corvette L88 de 1968

Con un bloque motor de 7,0 litros, 8 cilindros en V y una potencia máxima de 436 CV, este coche era una auténtica bestia. Sin embargo, debido a su diseño bajo y estrecho, de estética similar a los de Alfa Romeo o Jaguar, los fanáticos americanos consideraron que no se trataba de un muscle car, ya que su apariencia es la de un deportivo europeo.

8. Plymouth Road Runner Superbird de 1970

Si te suena este coche es porque en él se inspiraron los artistas de Pixar para crear a Rayo McQueen el protagonista de la película “Cars”. El diseño exterior del Plymouth Road Runner Superbird está inspirado a su vez en los coches de la NASCAR de su época, por eso luce un grandísimo alerón. Bajo el capó dispone de un motor de 7,2 litros, 8 cilindros en V y una potencia total de 380 CV. Era pasar de 0 a 100 Km/h en menos de 6 segundos.

9. Dodge Challenger Hellcat de 2015

Un modelo moderno que conserva la esencia de los muscle cars clásicos, pero con la tecnología más moderna, como la autorradio con USB. Alcanza los 100 km/h en menos de 4 segundos, gracias a una potencia máxima de 717 CV, aportada por un motor V8 de 6,2 litros.

10. Ford Fairlane Thunderbolt de 1964

Originalmente no era un coche comercial, sino que se desarrolló como prototipo de competición para la Nascar. Como todos los muscle cars, cuenta con un bloque de 8 cilindros en V, junto a un motor de 7 litros capaz de generar hasta 608 CV de potencia máxima.

Ahora que ya conoces cuáles son los 10 mejores Muscle Cars de la historia, no dudes en hacerte una foto con ellos, si alguna vez te los encuentras por la carretera.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments