Última actualización: 14.04.21

 

Mantener la tapicería del coche en buenas condiciones es realmente más fácil de lo que parece y esto, además de mantener la higiene de tu coche, le brindará un mejor aspecto, conservando sus prestaciones por mayor tiempo. Para lograrlo solo se necesita invertir un poco de tiempo y tener los materiales necesarios.

 

Los coches son elementos bastante prácticos, pues son medios de transporte fiables que, además, suelen tener un aspecto llamativo adecuado a los gustos de las personas. Debido a esto, gran cantidad de gente se fija como objetivo tener un coche y trabajan arduamente para conseguir un modelo adecuado para ellos.

Sin embargo, aunque son posesiones preciadas para sus dueños, muchas veces las personas pueden descuidar su mantenimiento. Con esto no nos referimos al cambio de aceite correspondiente o de una llanta que se ha roto, pues esto es necesario para que un automóvil funcione. A lo que hacemos referencia es a la limpieza del coche, algo que suele dejarse de lado frecuentemente.

El lavado del coche no se hace solo de manera externa, por lo tanto, de vez en cuando, no te olvides de realizar una limpieza integral del coche para mantener todo en buen estado. Limpiar las tapicerías, por ejemplo, es algo que no deberías olvidar, pues, aunque el que estén sucias no afecta el funcionamiento del coche, sí le da un aspecto descuidado.

Esto no es para nada difícil, por lo tanto, anímate a obtener los materiales necesarios y a dedicarle unas horas de tu tiempo al coche. Notarás el cambio de forma casi inmediata y tu coche parecerá uno completamente nuevo.

Haz una limpieza de tapicería de coche general

A menos que suelas comer dentro de tu coche o transportes líquidos u otros materiales que puedan causar manchas, limpiar los asientos del coche no debería ser tan difícil, pues solo te deberás enfrentar a marcas y restos de suciedad ocasionados por el uso común.

Para comenzar, tendrás que contar con un aspirador de coche, pues este artefacto facilitará la limpieza.

Como primer paso, deberás sacar las alfombrillas para tener el espacio necesario para limpiar todo. Después de esto, comienza a aspirar los asientos desde adentro hacia afuera, para arrastrar la suciedad. Haz esto en cada uno de los asientos, sin dejar ningún espacio sin aspirar.

Al terminar, procede aspirando el enmoquetado siguiendo el mismo movimiento para lograr una limpieza efectiva.

Para continuar, es momento de lavar la tapicería del coche, por lo que se necesita tener una esponja o un paño húmedo con jabón. Debes pasar esto por todo el tejido, haciendo énfasis en las manchas que logres ver para poder quitarlas. Sin embargo, si te das cuenta que no puedes con una mancha resistente, utiliza espuma seca para ocuparte de las más difíciles. Recuerda que, para que la espuma funcione deberás esperar a que se seque, antes de retirarla con un paño igualmente seco.

Hay otros que prefieren limpiar la tapicería de coche con bicarbonato, aunque sea un poco, pues este elemento podría absorber ciertas manchas y hacerlas salir con facilidad.

Por último, de ser posible, se recomienda limpiar la tapicería de coche con vaporeta, pues este artefacto logrará desinfectar los asientos, logrando que el resultado final sea mucho mejor.

Si sabes ya cómo limpiar los asientos del coche de tela, entonces también sabes cómo encargarte de los asientos de cuero. Lo único que deberías hacer diferente es evitar el uso de la vaporeta y, de vez en cuando, añadir un poco de crema nutritiva para tapicerías de cuero, pues esto mantendrá el material en buen estado.

Es recomendable no dejar tanto tiempo pasar entre una limpieza u otra, pues mientras más tardes, más difícil puede ser deshacerte de la suciedad. Por lo tanto, intenta aspirar de forma semanal si puedes y, además, presta atención a las manchas para limpiarlas inmediatamente y evitar que se adhieran mucho al tejido.

 

¿Cómo limpiar algunas manchas específicas?

A veces es inevitable que los asientos se manchen de ciertas sustancias o alimentos, por lo tanto, debes estar preparado para quitar esta suciedad de forma adecuada. Aquí sabrás cómo lidiar con algunos de los tipos de manchas más comunes en los coches.

1)  Café o té: Muchos usan su coche para tomarse una taza de estas bebidas al comenzar el día, por lo tanto, si manchaste un asiento, utiliza agua fría y limpiacristales para eliminar la suciedad.

2)  Barro: Un cepillo humedecido con un poco de jabón puede ser suficiente para eliminar las manchas de barro. Solo necesitas paciencia.

3)  Chocolate: Si por darte un antojo terminas manchando tu coche, busca un paño húmedo con jabón o utiliza jabón seco. Esto será suficiente.

4)  Chicle: En caso de que un chicle haya quedado adherido a la tapicería, busca hielo para que este se endurezca y retira el chicle suavemente utilizando una espátula.

5)  Maquillaje: Para limpiar el maquillaje puedes comprar productos desmaquillantes, sin embargo, si no es posible, entonces utiliza un poco de alcohol para lograr quitar las manchas.

6)  Aceite o grasa: Utilizar agua y un poco de desengrasante podría ser suficiente para estas manchas. Sin embargo, si la mancha no sale, añade un poco de glicerina líquida.

7)  Sangre: Quitar las manchas de sangre necesita de varios ingredientes. Deberás conseguir agua oxigenada, detergente suave y agua salada. Si no sale, usa un poco de glicerina.

8)  Tinta: El alcohol y el agua serán tus grandes aliados a la hora de eliminar manchas hechas por tinta, lo cual es algo más común de lo que parece.

9)  Vómito: Si un pequeño tuvo un accidente en el coche, busca agua, jabón, limón y bicarbonato. Esta combinación, además de limpiar, logrará neutralizar el olor del vómito.

En caso de que las manchas sean imposibles de sacar, entonces puede que sea momento de llamar a unos tapiceros de coches para poder hacer un presupuesto por nueva tapicería. No obstante, no permitas que esto sea necesario e intenta mantener tu coche en buen estado, tanto en la parte exterior como en la interior.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments