Última actualización: 14.10.19

 

Todos los conductores conocen los beneficios que brindan los sistemas de posicionamiento GPS, sin embargo no todos los vehículos tienen preinstalado uno de estos dispositivos. Es por este motivo que la compañía Midas ha lanzado el nuevo Midas Connect, primera aplicación para teléfonos móviles que se conecta con tu vehículo.

 

Es bien sabido que tener un coche conectado a algún sistema de localización de posicionamiento global, como el GPS, brinda una variedad de ventajas a los conductores, ayudándoles a conseguir la ruta correcta a su destino, sin la necesidad de conocer el camino previamente. Además, permite conocer la ubicación de tu vehículo en cualquier parte del mundo en caso de extravío o robo.

Sin embargo, el gran problema es que los vehículos que tienen ya cierta edad carecen de estos dispositivos integrados de fábrica. Únicamente los vehículos que han sido diseñados en los últimos años incorporan algún Sistema de Posicionamiento Global que permite navegar con confianza, sin la necesidad de ningún otro aditamento.

Pensando en la falta que les hace esta característica a los vehículos clásicos que aún están en funcionamiento o, incluso, aquellos a los que se les haya arruinado el GPS que incorporan, la compañía especializada en la reparación automotriz llamada Midas ha desarrollado la aplicación Midas Connect, un práctico y novedoso sistema que permite estar conectado a cualquier conductor gracias a un dispositivo instalado en el vehículo y una aplicación para tu teléfono. Este sistema puede ser instalado en cualquier tipo de vehículo, independientemente del año de fabricación.

Para conocer la utilidad real que brinda el sistema Midas Connect, es importante saber qué es y cuáles son las características principales que brindan los sistemas de posicionamiento global o GPS, como ha pasado a conocerse en el ámbito lingüístico actual.

 

 

¿Qué es un GPS y cómo funciona?

Los GPS son dispositivos que permiten conocer tu posición exacta, determinada en coordenadas de longitud y latitud, en cualquier parte del planeta. Para conseguir su funcionamiento, estos sistemas cuentan con una amplia y compleja red de estaciones terrestres y varios satélites. En sí, el GPS se encuentra compuesto por tres componentes o sectores principales. 

El primer componente está determinado por el sector espacial y está integrado por aproximadamente 24 satélites que orbitan constantemente en 6 órbitas, de manera que se puede asegurar que habrá un mínimo de cuatro satélites en cada una. Estos satélites orbitan a una altura de 20.200 kilómetros y, gracias a su velocidad de rotación, pueden dar una vuelta a la tierra aproximadamente cada 12 horas.

Por otro lado, se encuentra el componente encargado del sector terrestre, conocido también como sector de control y que está integrado por 9 estaciones distribuidas en una estación general, tres estaciones de datos y cinco de rastreo.

Además, se encuentra el sector usuario, el cual es determinado por el amplificador, el receptor y la antena. El receptor funciona eligiendo qué satélites son los que le aportan la información precisa para poder calcular la posición.

De esta forma, la acción de los tres componentes de forma simultánea asegura que cada usuario dispondrá de 6 a 8 satélites de manera visible constantemente, lo que brinda al usuario la información necesaria relacionada al tiempo y su posición geográfica, además, con una cobertura global.

En la actualidad, podemos encontrar esta tecnología presente en una gran variedad de dispositivos como teléfonos móviles y tabletas, lo que permite a los usuarios poder realizar distintas tareas como mirar el mapa y explorar los caminos y rutas posibles para poder llegar al punto de destino de manera segura y rápida.

 

La creación de Midas Connect

Aunque tu vehículo no sea de última generación ni cuente con un GPS para coche, es posible acceder a la información de tu vehículo en tu teléfono móvil o tableta inteligente, sea cual sea su año, modelo y tipo del vehículo, gracias al nuevo Midas Connect. Este se basa en una aplicación que se podrá instalar en tus dispositivos móviles que se encarga de mantener tu coche actualizado y conectado en todo momento, lo que brinda una mayor sensación de seguridad y tranquilidad al usuario. De esta forma, podrás conocer la ubicación exacta de tu vehículo, utilizando la muy útil función de geolocalización.

Sin embargo, estas no son las únicas ventajas que ofrece el uso del Midas Connect, ya que recibirás notificaciones de alerta que te indican el momento correcto de hacerle el mantenimiento a tu vehículo, así como información que ayuda a determinar el estado de tu coche o los trayectos que has realizado con él.  Por otro lado, si has dejado la luz de tu vehículo encendida, el Midas Connect te notificará inmediatamente, permitiéndote conservar la batería en óptimo funcionamiento.

Esta aplicación destaca por fomentar la seguridad cuando vas al volante, ya que la gran mayoría de notificaciones que recibe el usuario sucede cuando el mismo está fuera del volante. Esto pasa porque la aplicación logra determinar si el vehículo va o no en movimiento. Además, si el coche sobrepasa el perímetro que la aplicación determina, esta te avisará.

 

 

¿Cómo instalar Midas Connect?

Algunos usuarios afirman que este es uno de los mejores GPS para coche del 2019, ya que para su instalación tan sólo deberás instalar la aplicación a tu teléfono móvil y sincronizarlo con un pequeño dispositivo que se instala en el interior del coche, el cual deberás adquirir acercándote al centro de atención Midas de tu localidad. Después de que realizas la instalación del dispositivo, podrás sincronizarlo con la aplicación para dispositivos inalámbricos.

Por último, es importante saber que esta aplicación está disponible para los sistemas operativos Android e iOS y es compatible con aproximadamente 85% de los vehículos que han sido fabricados después del año 2002. La instalación del dispositivo se realiza rápida y sencillamente, además de que tiene un precio estimado de 60 euros, por lo que es una inversión considerablemente económica.