Última actualización: 14.10.19

 

La innovación es clave en el mercado de productos para labores de electricidad. Algo que sabe muy bien Stanley, que ha renovado su oferta de multímetros con productos actuales y de alta calidad, en diferentes líneas de producto dedicadas a la medición eléctrica.

 

Cuando se trata de trabajar con electricidad, en nuestro vehículo o en cualquier otro entorno, contar con herramientas precisas y de alta calidad siempre es una gran ayuda. Y es cuando de buscar el mejor multímetro (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra) se trata, los productos que proceden de marcas conocidas son una garantía. Es lo que ocurre con los productos lanzados por Stanley, un fabricante conocido en el mercado por contar con un amplio catálogo de herramientas de todo tipo así como accesorios para el bricolaje y el almacenamiento de herramientas, entre otros muchos segmentos.

Dentro de su amplio catálogo, la parte dedicada a los multímetros y medidores eléctricos ha sido recientemente renovada. En concreto, la marca ha lanzado un multímetro tradicional, una pinza amperimétrica (una especie de multímetro mejorado), así como un comprobador de tensión. Tres elementos que podemos usar sobre nuestro vehículo en diferentes usos, siendo también aptos para su utilización doméstica y sobre todo tipo de circuitos eléctricos. Sepamos un poco más de estos productos.

 

Características comunes

Los modelos que vamos a evaluar a continuación tienen varios aspectos en común. Uno de ellos es la calidad de los mismos, que cumple con la categoría III de seguridad. Esto se traduce en una menor exposición del usuario a la electricidad durante las mediciones. También cuentan con diseños fáciles de utilizar, eficientes en su planteamiento y con la calidad de materiales a las que la marca nos tiene acostumbrados. Y por si fuera poco, hablamos de productos de alto nivel, por lo que son aptos tanto para el uso profesional como particular o doméstico.

 

 

Multímetro Stanley Fatmax

El multímetro Stanley Fatmax es un producto de diseño tradicional y con todas las características necesarias para ser el mejor multímetro del momento. Hablamos de un producto con capacidad para realizar todo tipo de mediciones, tales como las de voltaje, amperaje o frecuencia de onda eléctrica, por citar algunas de ellas. Estas mediciones se seleccionan mediante el mando central, de gran tamaño, que hace más fácil el proceso de elegir la medida correspondiente.

El producto ofrece de elementos que generan una mayor comodidad, como una pantalla retroiluminada y con dígitos de gran tamaño, en la que es fácil verlo todo más claro. También incluye tecla de retención, así que no tendremos problemas para fijar la medición en pantalla y anotarla cómodamente. Y para una mayor resistencia, todo el producto cuenta con un exterior en caucho, que soporta mejor los golpes y cuenta con un agarre más eficiente. Tanto como el de las diferentes varas de medición, que disponen de un cable de buen tamaño y un diseño agradable. 

Si quieres hacerte con este producto, el mismo ya está disponible en el mercado, en una versión algo mejorada frente a la que inicialmente lanzó la marca, con un precio que ronda los 90 euros aproximadamente.

 

Multímetro inteligente Stanley Fatmax

El segundo miembro de la línea de producto Fatmax, dentro de lo que se refiere a las mediciones eléctricas, es su nuevo multímetro inteligente. Este modelo cuenta como principal novedad con una pinza amperimétrica, con la que es posible medir corrientes de hasta 600 amperios pero sin necesidad de tener que entrar en contacto con las partes eléctricas. Algo que añade un extra de seguridad a estos trabajos y hace más fáciles las mediciones.

Por lo demás, el producto mantiene gran parte de las funciones que hemos mencionado en el modelo anterior, de modo que la toma de cualquier parámetro relacionado con la corriente resulta muy sencilla. Este diseño sitúa el selector en la parte superior, contando con la misma variedad y comodidad de uso que la del modelo precedente. Una comodidad que no requiere de seleccionar los valores de medición, sino que será el multímetro el que, de forma automática, ajuste su comportamiento dependiendo de los valores medidos.

Este multímetro también mantiene otros elementos de interés, tales como la iluminación de la pantalla, que además ahora gana una segunda línea con la que verlo todo más claro. Algo que facilita ver las cifras de las mediciones, que pueden retenerse con solo pulsar un botón. Un conjunto de ventajas que dan un extra de seguridad y comodidad a la hora de realizar cualquier medición.

En cuanto a su precio y disponibilidad, el modelo ya está a la venta, incluyendo el medidor y los dos cables correspondientes. Su precio actual ronda los 80 euros aproximadamente, siendo ligeramente más barato que el multímetro que hemos mencionado antes.

Comprobador de tensión Stanley Fatmax

Cerramos nuestra revisión de esta nueva gama de Stanley con su comprobador de tensión. Una solución simplificada pensada para cuando solo queremos comprobar la presencia de tensión en un circuito eléctrico y no queremos complicarnos con productos más complejos. Este modelo nos permite detectar dicha tensión al momento, teniendo capacidad para medir tensiones de hasta 400 voltios. Estas tensiones se muestran mediante una cadena de luces, que cuenta también con escala para 12 voltios, por lo que puede usarse sin problemas para calcular tensiones en el vehículo.

El funcionamiento del producto es sencillo, constando de dos varillas de medición, como es habitual. La primera de ellas es una varilla convencional, mientras que en la segunda se sitúa tanto el botón de activación como el indicador de la tensión activa, que puede verse cómodamente con solo orientar la citada varilla. Un modelo sencillo pero seguro, que incluye disyuntor residual y también te ofrece un nivel de protección IP54, en línea con lo esperable en un dispositivo de estas características.

Sobre su precio y disponibilidad, este comprobador de tensión también se encuentra ya a la venta con un precio que ronda los 30 euros. Por tanto, es la opción más económica de las tres que hemos evaluado, aunque su sencillez lo justifica, como es evidente.