Seguro a terceros: ¿En qué consiste y qué daños cubre?

Última actualización: 16.06.24

 

Nadie está exento de sufrir un incidente mientras conduce. Para viajar más tranquilo y evitar incurrir en gastos inesperados, que pueden superar nuestro presupuesto, contratar un seguro de coche es un total acierto; además de un requisito legal. En este sentido, el más contratado es el seguro a terceros, por varios motivos que conviene conocer.

 

Aunque en España los índices de siniestros en coche han disminuido, si los comparamos contra los arrojados en años como el 2018, el hecho de que se hayan presentado 1.042 casos graves durante el 2022 es una cifra que nos hace pensar que más vale estar prevenidos.

Además, cabe señalar, que pocas personas cuentan con un presupuesto para imprevistos que pueda afrontar los costes que supone un accidente de coche, en el que las cuentas por hospitalización y reparación de daños pueden ser exorbitantes. 

Siendo así, lo mejor es contratar un seguro de coche que, sin ser demasiado costoso, te permita estar más tranquilo y cubierto ante las responsabilidades más comunes. En este sentido, estamos hablando del seguro a terceros.

En este sentido, existen algunas variantes interesantes a costes atractivos, como las que podrás encontrar en www.allianz.es/seguro-de-coche.html. Además, si conservas un buen historial de conducción, con el paso del tiempo puedes lograr un mejor precio al renovar tu póliza.

 

En qué consiste el seguro a terceros

Dicho de forma sencilla, un seguro a terceros protege al conductor ante cualquier daño que, a causa de un accidente, se ocasione a otros mientras circula. Tales daños pueden ser lesiones a los ocupantes de otro coche, los desperfectos que se le hayan infringido al vehículo y/o a sus bienes, siempre que el conductor haya sido el responsable del percance.

Cabe señalar, que esta cobertura es la mínima que se debe tener, según dicta el Real Decreto Legislativo. De hecho, todo propietario de un coche debe contratarla, aunque éste permanezca estacionado todo el tiempo.

 

Coberturas

Derivadas de un accidente o siniestro se pueden enfrentar varias responsabilidades. Veremos las más comunes que se citan en los contratos de seguros a terceros.

Civil obligatoria

Defensa jurídica

 

Responsabilidad civil obligatoria

Esta cobertura se encargará de los daños personales y materiales con un límite perfectamente establecido.

 

Defensa jurídica

En muchas ocasiones, después de un siniestro se puede requerir el asesoramiento de profesionales para realizar reclamos y atender los procesos legales del siniestro. 

Por ejemplo, en el caso de que las cámaras para coche hayan grabado evidencia de que un daño no fue derivado del siniestro, puede proceder una reclamación que requiera un proceso adicional.

Cuando un seguro incluye este tipo de cobertura, también debe estar especificado su monto y la descripción de los servicios que se pueden disfrutar como parte de ella.

Coberturas adicionales comunes en los seguros a terceros

Con la finalidad de otorgar servicios atractivos, es muy común que al contratar un seguro a terceros se incluyan aspectos como los siguientes:

Cobertura de lunas: En algunos seguros se puede incluir la reparación o sustitución de este tipo de piezas en los coches. Esto resulta bastante conveniente, ya que puede representar un gasto muy elevado, de entre 200 a 450 euros, según la marca, modelo del coche y el tamaño de la luna.

Asistencia 24/7: En caso de que surjan imprevistos, como la falla de la batería del coche o algún otro desperfecto que impida la circulación del coche, la aseguradora puede ofrecer algún servicio que lo resuelva, como podría ser el envío de una grúa sin coste adicional. Los servicios de asistencia 24/7 también deben estar bien especificados y deberás revisar si están comprendidos solo dentro del territorio de España o son de tipo internacional.

Accidentes corporales del conductor: Si se incluye esta cobertura, las lesiones que sufra el conductor del coche responsable del siniestro también estarán incluidas hasta un tope específico. De igual forma, esta cobertura podría incluir una suma por muerte o invalidez de tipo permanente.

Riesgos extraordinarios: La mayoría de las aseguradoras coinciden en que los riesgos denominados como extraordinarios son aquellos daños derivados de sucesos como una inundación, un maremoto, alguna tempestad con fuertes vientos, la cual arroje objetos sobre el coche; así como la caída de algún cuerpo desde el aire.

De igual modo, pueden estar comprendidos en estos riesgos, aquellos que se generen por motines, algún acto terrorista o de rebelión. También los que surjan de maniobras de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad, siempre y cuando sucedan en tiempos de paz.

 

Seguro de coche a terceros ampliado

La adición de otras coberturas se suelen incluir en lo que se denomina como seguro de coche a terceros ampliado. Se trata de una mayor protección ante accidentes que no son necesariamente culpa del conductor, pero que eventualmente pueden dañar su coche. Entre ellas, pueden estar las siguientes:

• Robo del vehículo: Puede comprender la indemnización total del coche, tomando como referencia el valor de mercado al momento del siniestro. En esta cobertura pueden incluirse, o no, los objetos en el interior del coche.

• Incendio: Ya sea por causas derivadas de una falla en el funcionamiento del coche o por agentes exteriores, es posible que el seguro cubra los daños sufridos por el vehículo, tanto en su interior, como en su exterior.

• Daños ocasionados por la naturaleza: En sitios en donde es frecuente que existan lluvias con granizo, tornados, inundaciones, etc., resulta conveniente contar con este tipo de cobertura.

• Colisión con animales cinegéticos: ¿Has escuchado de algún siniestro provocado por un ciervo que cruzó la carretera? Este tipo de cobertura se encargará precisamente de cubrir los gastos por este tipo de incidentes. Deben tratarse de animales de caza.

Ahora ya tienes más claro en qué consiste este tipo de seguro y qué beneficios te ofrece. En cualquier caso, siempre deberás asesorarte muy bien antes de contratar una póliza de seguro a terceros o cualquier otro. Además, conviene que tengas muy clara la manera en que puedes acceder a los servicios contratados ante cualquier eventualidad.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS