Última actualización: 07.07.20

 

Por múltiples razones como son la comodidad y, sobre todo, la seguridad, el uso de los guantes para moto es algo que poco a poco se ha ido convirtiendo en obligatorio. Pero, ante tantas alternativas que el mercado pone a disposición la elección del modelo indicado resulta complicada.

 

Además de las famosas chaquetas para motociclistas o, incluso, de los cascos, los guantes para moto son un elemento básico para la seguridad de los que adoran este vehículo. Sin embargo, para la elección correcta de un accesorio tan necesario como este último, hay que tener en cuenta una amplia variedad de factores como, por ejemplo, ¿sintéticos o de piel? ¿Con protección o sin protección rígida? ¿De caña larga o corta?

Debido a un mercado saturado de buenas alternativas, escoger unos guantes de moto que se ajusten perfectamente a tus necesidades es una labor que requiere de un gran análisis, por lo que es importantes hacer una comparativa entre todos los modelos que te llamen la atención, pero sobre todo, tener clara la utilidad que les darás a este producto.

Hay que tener en cuenta que es realmente complicado conseguir unos guantes que sirvan para todas las estaciones de la misma manera y sin importar qué tipo de clima estás atravesando. Por esto, muchos usuarios recomiendan tener al menos dos pares de guantes: uno para invierno y el otro par para verano. De esta forma es más fácil adaptarse a cualquier tipo de circunstancia.

Cualquiera que sea el caso, independientemente del modelo de guante que quieras, lo más importante que debes valorar es el nivel de protección que tienen los guantes y qué tanta movilidad nos permitirá el producto, ya que es necesario contar con la posibilidad de reaccionar rápidamente en caso de una emergencia. Además, estos deben quedar perfectamente ajustados a la mano, de manera que no se salgan si ocurriera alguna caída.

Sin embargo, por desgracia, los guantes como prenda o requisito obligatorio para manejar una moto no están, hasta ahora, regulados ni generalizados en España. Por lo tanto, muchos motociclistas dejan el uso de este producto a un segundo plano, restando importancia a su necesidad de llevarlos puestos. Incluso, aun cuando asociaciones como la ANESDOR indican que el uso de los guantes de moto pueden colocar el factor de protección entre un 77% y 95%, según el tipo de guante que tengas y el tipo de moto que conduzcas.

Sólo queda en esperar que cada día sean más los jóvenes motociclistas que reconozcan la importancia de utilizar este tipo de productos y se preocupen en adquirir los mejores guantes para moto del momento. Es por esto que hemos tomado la iniciativa en crear un artículo indique cuáles son los aspectos que hay que mirar antes de elegir un nuevo par de guantes.

¿Qué debes tener en cuenta para comprar unos guantes para moto?

Antes de señalar las características técnicas de cada modelo más importantes, es razonable pensar en qué elementos de seguridad tienen los guantes en primer lugar. La mayoría de estos productos cuentan con carcasas de protección anti-golpes, así como unos materiales de fabricación que son resistentes a la abrasión y fricción, así como unas costuras reforzadas. Por lo que, en general incorporan casi todas estas medidas de protección generales, variando únicamente en cuanto a diseño y materiales.

No obstante, es importante tener en cuenta que no hay que olvidar que, si no le hacemos mucho caso al fabricante en cuanto al mantenimiento y momento ideal para cambiar de producto, es muy difícil que la protección sea la misma de cuando eran nuevos. Por esto, es importante hacer caso de las recomendaciones, especificaciones y consejos que nos brinden los fabricantes de tal o cual modelo.

 

Según la estación del año 

Es uno de los principales aspectos reales que hay que mirar. ¿Bajo qué clima usaremos los guantes? Es necesario conocer que los fabricantes han hecho el esfuerzo de diseñar guantes para todo tipo de clima, variando un montón en confección, materiales, etc. Por lo tanto, hay que conocer si vamos a manejar en invierno o verano.

Es recomendable que los guantes para invierno no queden demasiado ajustados a la mano, sino todo lo contrario. Los profesionales sugieren que para conservar mejor el calor dentro del guante, el largo de los dedos quede un poco suelto.  Además, deben tener forros térmicos que ayuden a conseguir un aislamiento óptimo frente al frío y ser impermeables para que la lluvia no se cale en el interior. Sin embargo, evita el aislamiento en exceso ya que podremos perder un poco de sensibilidad en los dedos al ir en el volante, por lo que, indicado es encontrar un punto medio.

Por otro lado, los guantes para verano si deben quedar bien ajustados a las manos, pero sin apretarlas. Estos modelos suelen ser de fabricación más ligera y de materiales que permitan evitar la humedad o el calor en exceso.

Según la caña 

La caña se refiere a la longitud de la muñeca, ya sea larga o corta. En este sentido, los guantes de caña corta son más frescos al usar, permitiendo un mayor movimiento de muñeca. Suelen ocupar menos espacio, por lo que no llegan a chocar con la chaqueta, resultando unos modelos muy cómodo. No obstante, son ideales para usar en verano y no son recomendables para invierno, ya que el aire entraría por las mangas mientras conduces.

Por último, los guantes de caña larga son un poco más incómodos de utilizar, pero protegen de una mejor manera en caso de sufrir una caída, ya que cubren más parte de la mano y muñeca, además de que resulta más difícil que se te salgan. Algunos modelos, al contar con doble cierre, permiten un mejor ajuste, por lo que son ideales para usar en invierno, cubriendo nuestros brazos del aire frío que recibimos al manejar.

Por lo tanto, aunque los guantes de caña corta son los favoritos para muchos usuarios y suelen tener una mayor cantidad de ventas la mayor parte del año, es importante saber que para las temporadas de invierno, si quieres ir más abrigado, será básico que te cambies a unos de caña larga.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments