Última actualización: 14.10.19

 

Según la revista Wired, los dispositivos de geolocalización GPS son los responsables de la alarmante suma de aproximadamente unos 300.000 accidentes únicamente sucedidos en suelo británico, a causa de conductores que seguían al pie de la letra las indicaciones dictadas por el sistema.

 

Sin duda, los GPS nos ayudan, en la mayoría de los casos, a mantenernos ubicados en el mapa, de forma que encontremos la ruta a nuestro destino fácilmente y sin la necesidad de conocer previamente la ruta, entre muchas otras bondades. Tal es la importancia y relevancia que tienen los GPS que, en la actualidad, los podemos ver integrados en casi cualquier dispositivo portátil como relojes, teléfonos móviles, tabletas inteligentes y consolas de videojuegos entre muchos otros productos más.  

Sin embargo, en ocasiones los dispositivos GPS pueden arrojarnos indicaciones fallidas, pudiendo hacer que provoquemos algún accidente si les hacemos caso, por lo tanto, es muy importante que hagamos uso de nuestro sentido común a la hora de conducir, aunque tengamos en funcionamiento el mejor GPS para coche. Si el GPS te indicara conducir por una vía con dirección contrario, ignorar alguna señal de tránsito o entrar en las vías del tren, ¿le harías caso? Tu sentido común deberá ignorar esas indicaciones del GPS o de cualquier sistema de navegación que pueda poner en riesgo a ti y tu familia.

Aunque sí se han visto algunos casos extremos de conducción desprevenida y seguimiento “ciego” de las indicaciones de los GPS, estos dispositivos nos brindan un gran funcionamiento y solución a las rutas desconocidas, siempre y cuando estén bien calibrados y tengamos nuestros cinco sentidos sobre la carretera y el volante. Sin embargo, debes estar atento, ya que incluso el mejor GPS para coche del momento puede llegar a sufrir algún desperfecto.

 

 

El lado positivo de contar con un sistema GPS

En sí, la tecnología GPS, se trata de un sistema global de navegación satelital, el cual es empleado en diversas aplicaciones, no solo a nivel personal, sino también a nivel profesional e industrial. Tradicionalmente, los usuarios conocen estos dispositivos porque les ayuda a buscar una dirección o calle en específico, así como cualquier otro punto de interés, con la única finalidad de poder llegar a ellos sin la necesidad de conocer el recorrido exacto previamente. Sin embargo, su utilidad real va mucho más allá que eso.

A nivel empresarial o industrial, los GPS tiene una función logística como, por ejemplo, aquellas empresas que trabajan con grandes flotas de vehículos se ven realmente beneficiadas con el uso de los GPS, ya que hacen que sea mucho más eficiente la gestión de los vehículos, permitiéndoles conocer las diferentes variables que se presentan en el camino y controlar a tiempo real las trayectorias.

Este sistema generalmente ofrece una precisión bastante elevada, ya que fue encargada en su momento por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, también conocido como DARPA, en los Estados Unidos. Este dispositivo permite a los usuarios conectarse con aproximadamente 24 satélites que sobrevuelan la órbita terrestre actualmente, los cuales trabajan perfectamente sincronizados para poder dar cobertura a el planeta completamente.

 

Ventajas del uso de un GPS

Entre las ventajas más importantes que brinda el uso de un GPS, destaca la función de localizador de lugares determinados, sin conocer su ruta previamente. Sin embargo, muchos usuarios ignoran que también sirven como un excelente sistema antirrobo, ya que, al conocer la ubicación exacta de tu vehículo, podrás garantizar su localización en caso de que se te llegue a extraviar o, incluso, te lo roben.

Por otra parte, este dispositivo funciona con un sistema de altavoces que van incorporados en el GPS, permitiéndole hablar y comunicarse contigo, al indicarte la ruta que debes seguir para poder llegar a tu lugar indicado. Además, recuerda que algunos de los modelos más recientes de GPS, incluyen un gran número de aplicaciones que complementan las funcionalidades de este sistema.

Finalmente, Son dispositivos fáciles de actualizar, ya que este proceso es realmente simple. En caso de que quieras agregar un nuevo mapa o, incluso, modificar uno, deberás conectarte a Internet de manera que puedas descargar los paquetes necesarios para las actualizaciones. Además, algunos modelos más actualizados te brindan una información bien detallada y muy útil para tus viajes, ya que te enseñará información relevante al camino como, por ejemplo, la distancia que falta, la hora aproximada de llegada, algunos desvíos e, incluso, el costo en combustible.

 

 

Dos de los peores errores cometidos a causa de un GPS

Aunque estos dispositivos brindan una solución efectiva, con mucha frecuencia, a la hora de la conducción, hay que tener en cuenta que el exceso de confianza, a veces tiene consecuencias muy negativas. Entre los accidentes más desastrosos y locos, causados por un GPS mal posicionado, se encuentra el caso de una mujer belga que, gracias a un GPS defectuoso, recorrió aproximadamente 1.500 kilómetros cuando, en realidad, su trayecto era de tan solo 32 kilómetros.

La señora de unos 67 años de edad necesitaba llegar a una estación de trenes ubicada en el norte de Bruselas, la cual quedaba tan solo a 40 minutos de su ubicación. Tras 12 horas de conducción, la conductora fue llevada a Zagreb, pasando tres países hasta llegar al destino que le marcaba su GPS, Croacia. Fue el hijo de la dama perdida quién dio aviso a la policía quien finalmente encontró a la conductora.

Otro de los casos más impactantes está el accidente que sufrió una chica inglesa de 28 años, quién manejando su Mercedes SL500, ignoró todas las señales de advertencia que veía en la carretera y terminó en el fondo de un río, ya que la conductora obedecía sin dudar lo que su “inteligente” dispositivo le indicaba. Finalmente, tras caer estrepitosamente en un río, el vehículo pudo ser rescatado una semana después del accidente. Pero tranquilo, la conductora salió el mismo día del accidente con la ayuda de un transeúnte que, atónito ante semejante escena, caminaba por ese mismo lugar ese mismo día.