Última actualización: 16.11.19

 

Cuando pensamos en un Bentley, sabemos que este vehículo tiene lo mejor en todos los aspectos. Y cuando se trata de sonido, la colaboración con Bang & Olufsen es el complemento imprescindible para lograr solo lo mejor en lo que al audio se refiere.

 

Los Bentley son uno de los coches más exclusivos del mundo. Vehículos cuyo precio son más que considerables y superan fácilmente los 200.000 euros, así que no es extraño que estos tengan lo mejor de lo mejor en todos y cada uno de sus aspectos. Algo que también “afecta” al sonido del vehículo, que ha pasado por una considerable mejora en la nueva versión de uno de los clásicos del mercado como es el Bentley Continental GT.

Esta nueva versión del Continental nos presenta una gran cantidad de mejoras en el aspecto tecnológico, que mantiene la línea mecánica más tradicional pero trae al siglo XXI todo lo que tiene que ver con la diversión y el entretenimiento multimedia a bordo. Un planteamiento en el que Bentley se ha unido a una de las marcas más avanzadas del mundo del sonido como es Bang & Olufsen. El resultado es una nueva interfaz para el usuario, denominada BeoSonic. Un planteamiento que los conductores más melómanos seguramente aprecien, dado que les va a permitir escuchar cualquier pieza musical con toda la calidad que se merece.

 

La base del sistema

Como base del sistema, el Beosonic cuenta con un sistema basado en 16 altavoces activos, distribuidos de forma estratégica por todo el habitáculo del vehículo, a fin de conformar unas sensaciones diferentes a la hora de oír nuestra música preferida. Un planteamiento de alta calidad en el que se nota la mano de Bang & Olufsen en lo que al desarrollo de este entorno se refiere. No obstante, por si no fuera suficiente con los conocimientos de la marca, esta también ha recurrido a la colaboración de Harman International, que es otra de las grandes compañías del sector en lo que al mundo del sonido se refiere.

Pero como no todo son los altavoces, el sistema Beosonic incorpora también un amplificador BeoCore DSP de nada menos que 1.500 vatios de potencia de salida. Suficiente para alimentar los 16 altavoces incluidos que ya hemos mencionado, siendo capaz de darle a ese sonido toda la riqueza y la calidad necesaria. El resultado es una sensación inmersiva de alta calidad, en la que cada nota suena con la calidad y la tonalidad correspondiente sin necesidad de que el usuario realice apenas ningún ajuste ni nada que se le parezca.

 

 

El entorno también importa

Aunque la clave está en los altavoces y el amplificador, Bentley también es consciente de que el entorno importa. Por eso, el habitáculo también ha sido especialmente diseñado para situar los altavoces en una zona de alta transferencia de sonido. El enfoque de estos auriculares genera que la salida de sonido sea óptima, tanto de manera individual como cuando todos los altavoces actúan de forma conjunta, dándote una sensación envolvente y de gran calidad.

Tal es el cuidado de este aspecto que incluso las ventanillas del vehículo han sido modificadas y trabajadas especialmente para rendir mejor. El principal cambio es que dichas ventanas no cuentan con la fabricación tradicional, sino que disponen de un sistema de laminado especial, similar al que tienen los parabrisas de cualquier vehículo. Este nuevo sistema de fabricación cambia las propiedades de la ventana y permite convertir las mismas en un elemento más en lo que a lograr una adecuada refracción del sonido se refiere, sin olvidarnos de la capacidad que también ofrece este material a la hora de lograr el mejor aislamiento acústico y evitar que el ruido exterior penetre en el vehículo durante la marcha. Algo vital para lograr un entorno de calidad y en el que todo el sistema tenga sentido.

 

 

Un sistema de control de primer nivel

El último elemento con el que contamos para rematar este planteamiento es el sistema de control del producto. Un sistema en el que la gran pantalla central, con la que controlamos buena parte de los parámetros multimedia del producto, es la clave para sacarle el máximo partido al mismo.

En este panel táctil de gran tamaño vamos a disponer del panel de control Beosonic, con una gran cantidad de funciones. Entre ellas, la más destacada es la posibilidad que tenemos de elegir entre cuatro entornos de sonido diferentes o cuatro modos de salida, por decirlo de otro modo. En concreto, tendremos un sistema de salida energético, para los temas más potentes. Otro sistema de salida es el cálido, idóneo para relajarnos y obtener un audio cercano. El modo brillante intensifica diferentes aspectos de las piezas para dar más profundidad al sonido, mientras que el modo relajado es lo que necesitamos cuando queremos calma y tranquilidad. Todos estos modos son tan fáciles de elegir como pulsar sobre el modo que más nos convenga. 

En este panel también vamos a controlar el resto de opciones del audio que necesitemos configurar, tales como la conectividad Bluetooth o la radio incluida, haciendo muy sencillo el proceso de elegir emisora o de controlar otros detalles de la reproducción. Todo ello gestionado mediante una pantalla táctil de gran tamaño y de una considerable respuesta, tal como corresponde a un producto de alto nivel y ubicado en un vehículo de lujo.

 

Disponibilidad del sistema

En la actualidad, este sistema ya se encuentra disponible en los nuevos vehículos de la marca que llegan a los concesionarios. Un nuevo planteamiento de sonido que deja muy atrás a los mejores altavoces para coche que puedas encontrar y que está en línea con el coste y la calidad del vehículo. Lo que no sabemos es si este sistema saltará a otros vehículos de lujo, aunque dada la exclusividad de las marcas implicadas es muy posible que este sistema no salga de los vehículos de Bentley.